Público
Público

Pocos estadounidenses comen suficientes granos integrales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

Quienes comen gran cantidadde granos integrales tienen una dieta de mejor calidad. Pero,por lo menos en Estados Unidos, ese grupo es muy pequeño.

Menos del 5 por ciento de la población de entre 19 y 50años, encuestada entre 1999 y el 2004, dijo que consumía por lomenos tres porciones de granos integrales por día, publicaJournal of the American Dietetic Association.

En ese período no existían guías específicas sobre quécantidad de granos integrales debería consumir una persona,precisó la doctora Carol E. O'Neil, de la Louisiana StateUniversity, en Baton Rouge. Sólo se sugería consumir "variasporciones".

Pero en el 2005, las nuevas Guías Alimentarias paraestadounidenses especificaron tres porciones diarias de granosintegrales como la cantidad óptima.

Consumir granos integrales (sin extraer la parte externa dela semilla) está asociado con un bajo riesgo de desarrollarenfermedad cardíaca, accidente cerebrovascular, diabetes tipo2, obesidad y ciertos tipos de cánceres, aunque se desconoce elmecanismo específico detrás de ese efecto protector.

El equipo de O'Neil analizó los resultados de la encuestapara evaluar la relación entre el consumo de granos integralesy la calidad de la dieta. El análisis incluyó a 7.039 hombres ymujeres de entre 19 y 50 años y a 6.237 mayores de 51.

El grupo más joven consumía menos de dos tercios de unaporción por día, mientras que el otro ingería algo más de trescuartos de porción.

Pero la cantidad de gente que comía la mayor cantidad degranos integrales también comía más fibra, grasas saludables,vitaminas y minerales, además de menos azúcar, grasas dañinas ycolesterol.

Dado que el estudio analizó un sólo momento en el tiempo,no evaluó los efectos de los hábitos alimentarios en la saludindividual.

"Sólo podemos decir que el consumo de los granos integralesestá asociado con una mejor calidad de nutrientes ingeridos yde dieta", dijo O'Neil. "Estudios previos habían demostrado queel consumo de los granos integrales está asociado con un estilode vida más saludable", añadió.

Aunque los estadounidenses ahora saben qué cantidad degranos integrales deberían consumir, es poco probable que elporcentaje de personas que comen suficiente cantidad de elloshaya cambiado demasiado desde la encuesta.

"La gente no ingiere granos integrales, aunque cada vez haymás alimentos disponibles que los contienen", finalizó laautora.

FUENTE: Journal of the American Dietetic Association,octubre del 2010