Publicado: 09.05.2014 07:00 |Actualizado: 09.05.2014 07:00

Los estafados por Fórum-Afinsa sólo recuperarán un cuarto del dinero

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:

Una deuda de 6.000 millones de euros, ocho años de procesos judiciales y cerca de 500.000 familias que han visto sus ahorros evaporarse, convertidos en sellos de dudoso valor. Son las cifras de los casos Fórum Filatélico y Afinsa, los dos mayores expedientes concursales en España en lo que a número de afectados se refiere.

Es difícil que los estafados recuperen más de un 20% ó un 30% de su inversión en el caso Afinsa, y apenas un 25% en el caso Fórum, según estiman fuentes judiciales consultadas por Público. De momento, apenas han recobrado un 10% de su inversión en Fórum y un 5% en Afinsa, y a pesar del enorme número de acciones legales adoptadas desde la intervención, el proceso puede dilatarse a lo largo de varios años, hasta que logren sentencias firmas que impongan condenas a los responsables, o aclaren si el Estado deberá indemnizar a quienes perdieron sus ahorros en ambas empresas.

"Aquí, para quitarse el muerto se negaron a reconocer que se trataba de un producto financiero", asegura ADICAE

"Se les vendían sellos, pero en realidad compraban un producto financiero, como entendieron en Portugal. Aquí, para quitarse el muerto dijeron que correspondía supervisarlo a las autoridades de consumo, negándose a reconocer que se trataba de un producto financiero", explica a este medio el portavoz de ADICAE, Fernando Hererro.

La Asociación de Usuarios de Bancos, Cajas y Seguros (ADICAE) es una de las impulsoras de la Plataforma Unitaria Solución Fórum-Afinsa, que junto a otras agrupaciones intenta esclarecer el llamado "fraude filatélico"que se ha tragado cerca de 6.000 millones de euros. Lo poco que quedó en las cajas de Fórum y Afinsa fue depositado a plazo fijo, aunque ninguno de los implicados puede desvelar qué entidades custodian esta cantidad.

Mientras tanto, la congestionada Justicia trabaja para aclarar si los 14 exdirectivos procesados en el caso Fórum incurrieron en varios delitos, pero las dimensiones del fraude Fórum-Afinsa retrasan enormemente a las instituciones. Sólo la Audiencia Nacional tramita casi medio millón de denuncias, que ya superan los 2.700 tomos y los cerca de dos millones de folios.

"Hay unas empresas culpables y un Estado responsable", asegura Herrero. "Es una vergüenza que después de ocho años no hayan sido capaces de dar respuesta, mientras los administradores concursales está cobrando millonadas de las cuentas". En concreto, los abogados Javier Díaz Gálvez y Benito Aguera, percibieron 16,2 millones de euros por su labor hasta diciembre de 2012, según publicó Cinco Días. Una cifra publicada no confirmada por los administradores, que tampoco han respondido a Público.

"Hay propietarios que se suicidan y otros que fallecen", reconocen fuentes judiciales.

Todo ante la pasividad de los dos gobiernos, aseguran los afectados, que acusan al actual Ejecutivo de ser incapaz de ayudar a los afectados. Critican al Gobierno de Zapatero por haber permitido operar impunemente a Fórum y a Afinsa, y al Ejecutivo de Rajoy por comprometerse a resolver esta situación desde la oposición para permanecer dos años y medio dando la callada por respuesta.

Mientras tanto, las plataformas y asociaciones aseguran que miles de afectados se han suicidado, han fallecido o enfermado -influidos por esta situación- durante los últimos ocho años, que otros tanto han sido desahuciados o se han enfrentado a enormes dificultades por no poder acceder a sus ahorros. De hecho, fuentes judiciales no esconden esta realidad: "Hay una actualización permanente de los datos sobre los afectados, hay propietarios que se suicidan y otros que fallecen", reconocen.

Este viernes, a partir de las 12.00 horas, la llamada Plataforma Única ha convocado una concentración ante la Moncloa, que se repetirá el sábado en la Puerta de Alcalá a la misma hora, para después convertirse en una manifestación que recorrerá las calles de la capital hasta la plaza de Alonso Martínez.

Por su parte, los integrantes de la minoritaria Agrupación Nacional de Víctimas por la Intervención de Fórum y Afinsa (ANVIFA) se concentrarán este viernes a las12.30 horas frente a la sede del Partido Popular, en la calle Génova, para volver a darse cita el sábado a la misma hora ante Moncloa. Ambas, con el objetivo de visibilizar su causa y exigir al poder político que tome cartas en el asunto.

Fórum ya ha vendido varios de sus inmuebles en  París o Badajoz

El Juzgado Mercantil número 7 de Madrid tramita el caso Fórum. Fuentes judiciales aseguran que esta causa está mucho más adelantada que la de Afinsa, y esperan que el anuncio de la vista de calificación de culpabilidad -el equivalente en jurisdicción civil a un juicio penal- tenga lugar en pocos meses, y que afecte a entre 12 y 14 exdirigentes de Fórum.

Las mismas fuentes aseguran que de los sellos depositados sólo un 1% tiene un alto valor: "Todo lo demás es de muy difícil colocación, compraban para especular", aclaran, aunque resaltan la importancia del enorme patrimonio inmobiliario de la empresa, que ya ha vendido inmuebles en París o Badajoz, y que no puede subastar gran parte de sus propiedades hasta que concluya el proceso que transcurre en la Audiencia Nacional.

Respecto a la vía penal, el Juzgado Central de Instrucción número 5, ha recibido recientemente una ampliación de un informe pericial económico y próximamente se dictará el auto de procesamiento "si así lo estimara oportuno el juez", aseguran fuentes del CGPJ.

El caso de Afinsa va aún más despacio. El Juzgado de lo Mercantil número 6, dirigido por el magistrado Francisco Javier Vaquer, afronta un proceso en el que cuentan con más de 190.000 contratos de afectados, y con un agujero de 2.400 millones de euros.

"No compraban obras de arte, eran tan cutres que compraban pliegos de sellos normales y corrientes", aseveran fuentes judiciales

En 2006, Afinsa contaba con 400 trabajadores en nómina, y una tupida red de agentes comerciales. Hoy, apenas una treintena de personas custodian el número 88 de la calle Lagasca, el que fuera el cuartel general de la filatélica, que se mantiene gracias a las menguantes reservas económicas de la compañía.

Su patrimonio inmobiliario muy inferior al de Fórum, pero el número de sellos "valiosos" que almacenan es superior: "Un 70% de los sellos son vulgares, no compraban obras de arte; eran tan cutres que compraban pliegos de sellos normales y corrientes", aclaran las citadas fuentes.

En el ámbito penal, el juzgado central de instrucción número 1 ha dictado auto de procesamiento y están a la espera de la recepción de una comisión rogatoria de EEUU para elevar la causa a la Sala de lo Penal para su enjuiciamiento, por lo que la apertura del juicio oral se atisba lejana en el horizonte.

Por su parte, el Tribunal Constitucional ha inadmitido el recurso de amparo presentado por ADICAE, que ha tratado de forzar al Estado a indemnizar a los afectados, pasando por la Audiencia Nacional y el Supremo."El Constitucional lo ha inadmitido, pero ha dado traslado al fiscal por si quería recurrir. Que sepamos el fiscal no se ha pronunciado", asegura el portavoz de ADICAE, que se muestra decidido a acudir a los tribunales europeos en caso necesario.

ADICAE amenaza con denunciar al Estado español ante la Comisión Europea "por su inacción y el defectuoso funcionamiento de sus instituciones"

Mientras tanto, sus acciones continúan: este mismo jueves, la Asociación ha anunciado que denunciará al Estado español ante la Comisión Europea "por su inacción y el defectuoso funcionamiento de sus instituciones", y remitirá copia a los candidatos a presidir el Parlamento Europeo.

Del mismo modo, el Parlamento de Asturias admitió a principios de mes una proposición no de ley firmada por todos los grupos parlamentarios (PSOE, Foro, PP, IU y UpyD) en la que pide al Gobierno central una solución para los afectados por el fraude de las Fórum, Afinsa y Arte y Naturaleza.

Una medida similar a las adoptadas por Aragón, Valencia, Murcia o Galicia, aunque de momento no se hayan materializado en ningún resultado. Ocho años después, los afectados por el fraude son conscientes de que aún deberán esperar otros tantos para lograr una solución, y según las asociaciones, muchos no vivirán para verla.