Público
Público

Estaràs dice al juez que fue Matas quien impulsó el proyecto del Palma Arena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La eurodiputada y ex presidenta del PP Rosa Estaràs ha declarado hoy ante el juez que fue el ex presidente del Govern Jaume Matas quien propuso construir el velódromo Palma Arena, y ha negado haber acudido a ninguna reunión de su patronato como vicepresidenta del Ejecutivo, según fuentes jurídicas.

Estaràs ha declarado durante unas tres horas como testigo ante el juez instructor del caso Palma Arena, José Castro, que investiga una supuesta trama de corrupción en la construcción del velódromo del mismo nombre durante la anterior legislatura del PP, cuando Estaràs era vicepresidenta del Govern balear.

Esta infraestructura deportiva costó unos 110 millones, más del doble de lo presupuestado inicialmente, sobrecoste que investiga el juez, que también indaga si Matas o personas próximas a él pudieron enriquecerse ilícitamente con esta obra.

Estaràs llegó a las dependencias de los juzgados de Vía Alemania acompañada de su jefe de prensa sobre las nueve de la mañana, media hora antes de la citación, y compareció ante el juez hasta las 12.30 horas ante una gran expectación mediática y entre fuertes medidas de seguridad.

La eurodiputada abandonó los juzgados pasadas las dos de la tarde, ya que estuvo durante una hora y media revisando su larga declaración, y al salir no quiso hacer declaraciones a los periodistas.

En su comparecencia judicial han estado presentes los fiscales anticorrupción Juan Carrau y Pedro Horrach, así como numerosos abogados de los imputados en este caso.

Durante su extensa declaración, Estaràs ha explicado, según varias fuentes jurídicas consultadas por Efe, que la necesidad de construir el velódromo surgió a raíz de la concesión del mundial de ciclismo en pista, una competición que, según ha dicho, pidió el Ayuntamiento de Palma.

Por ello, ha apuntado que la edificación de la infraestructura respondió a "una decisión política" y que de ello se encargó la Fundación Illesport, con el presidente Matas al frente.

Estaràs también ha contestado a preguntas acerca de varias actas de reuniones del patronato de esta fundación -de la que ella era miembro como vicepresidenta- en las que aparece su firma, y ha dicho que no ha estado en "ninguna" de ellas ni autorizó que se utilizara su nombre.

Ha asegurado que en tres de estas actas las firmas que aparecen como suyas en calidad de vicepresidenta del Govern no lo son, mientras que en otras dos sí las ha reconocido porque dio el visto bueno por delegación del presidente Matas.

Estaràs ha indicado que estas últimas actas las rubricó por error, ya que se fió de los técnicos que se las entregaron, sin saber realmente lo que estaba firmando.

Durante la declaración, también ha sido preguntada por la entidad mercantil Estudios Jurídicos y Procesales S.L, bufete madrileño que trabajó para el Govern cuyos responsables, Mercedes González y Enrique Arnaldo Alcubillas -ex vocal del Consejo General del Poder Judicial-, comparecerán el viernes ante el juez como imputados.

La ex presidenta del PP ha respondido que esta sociedad, que elaboró un informe por unos 29.000 euros para el Govern sobre cómo implantar una televisión autonómica en Baleares -la futura IB3-, "no le suena para nada".

El juez también ha tomado hoy declaración como testigo a la ex consellera de Deportes y Juventud del PP y consellera del Consell de Mallorca, Rosa Puig, quien, al terminar, aseguró a los periodistas que tuvo "poca implicación" en la construcción del velódromo.

"He podido explicar al juez lo que me ha solicitado y la poca implicación que yo tenía en la construcción del velódromo", ha dicho Puig, que ha añadido que "no fue la Conselleria de Presidencia y Deportes la que hizo el Palma Arena".

En el día de hoy estaba prevista asimismo la comparecencia como testigo del ex conseller de Turismo y diputado autonómico del PP, Joan Flaquer, quien finalmente lo hará mañana al prolongarse las declaraciones de los otros testigos.