Público
Público

El estilo de vida afecta el riesgo de muerte súbita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kerry Grens

Un equipo identificó otromotivo para que las mujeres hagan ejercicio, comansaludablemente, no fumen y cuiden el peso: tener menos riesgode sufrir una muerte súbita.

El nuevo estudio, publicado en Journal of the AmericanMedical Association, reveló que cada factor positivo del estilode vida (la dieta tipo mediterránea, el peso adecuado, no fumary hacer ejercicio) estaba asociado con una reducción de laposibilidad de tener una muerte cardíaca súbita, y que, juntos,esos factores reducían el riesgo un 92 por ciento.

A mayor adherencia a un estilo de vida saludable, menorriesgo de morir súbitamente, resumió la doctora StephanieChiuve, de Brigham and Women's Hospital, Boston.

La muerte súbita causa la mitad de todas las muertescardíacas, con 250.000-310.000 casos anuales en Estados Unidos,según los autores del estudio.

A diferencia del infarto, que ocurre por una obstrucción deun vaso sanguíneo, la muerte súbita se debe a una alteración delos impulsos eléctricos del corazón.

El equipo de Chiuve, que realizó el estudio con fondos delos Institutos Nacionales de Salud y American HeartAssociation, analizó los resultados de Nurses' Health Study, enel que más de 81.000 mujeres respondieron periódicamentecuestionarios sobre salud y estilo de vida.

En los 26 años del estudio, 321 mujeres tuvieron muertesúbita a los 72 años en promedio.

Las mujeres con una alimentación más cercana a la dietamediterránea (rica en verduras, frutas, nueces, grasas omega 3y pescado, con cantidades moderadas de alcohol y poca carneroja) eran las que tenían el riesgo más bajo de tener unamuerte cardíaca súbita: 40 por ciento menos que las mujeres conel patrón alimentario más alejado del mediterráneo.

El peso tuvo un efecto similar. Las mujeres con peso normaleran un 56 por ciento menos propensas que las obesas a teneruna muerte súbita.

Y las mujeres que más ejercicio hacían, menos riesgo teníande morir súbitamente: hacer por lo menos 30 minutos deejercicio diario redujo un 28 por ciento ese riesgo.

Fumar fue el factor de riesgo más grave. Las no fumadoraseran un 75 por ciento menos propensas a morir súbitamente quelas fumadoras de por lo menos 25 cigarrillos diarios.

El equipo concluyó que el 81 por ciento de los casos demuerte cardíaca súbita se debían a un estilo de vida nosaludable. Chiuve opinó que los resultados son importantes paracomprender quién está en riesgo de sufrir una muerte cardíacasúbita. En la mayoría de los casos se tiene en cuenta otrosproblemas de salud, como haber tenido un infarto.

"Pero la mayoría de los casos de muerte súbita ocurre en lapoblación general -dijo Chiuve a Reuters Health-. El estilo devida no es algo que se suele investigar en los estudios sobreeste problema".

Aunque la muerte súbita es un episodio raro, Chiuve señalóque las estrategias para mejorar el estilo de vida y prevenirlatambién tendrían impacto en los factores de riesgo de problemas más comunes, como la diabetes, el accidentecerebrovascular y la enfermedad coronaria.

FUENTE: Journal of the American Medical Association, 6 dejulio del 2011.