Público
Público

Estrasburgo considera un "paso atrás" la nueva ley francesa de inmigración

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Thomas Hammarberg, criticó el comportamiento de Francia con los inmigrantes y calificó de "paso atrás" algunos de los artículos de la ley de inmigración que el Gobierno ha presentado ante el Parlamento.

"Muchas proposiciones de modificación son un paso atrás", señaló el comisario en una carta abierta enviada el pasado 3 de agosto al ministro galo de Inmigración, Eric Besson, y difundida hoy.

En particular, Hammarberg se refirió a la disposición de la ley que otorga a los prefectos (delegados del Gobierno) poder para prohibir a un inmigrante la estancia en el espacio Schengen durante tres años, lo cual puede ir en contra del Convenio Europeo de Derechos Humanos.

El comisario también criticó la "determinación cuantitativa del número de extranjeros que deben ser expulsados", lo que comporta, según él, "consecuencias negativas" como "los riesgos de abusos o la degradación de las relaciones entre las fuerzas del orden y las personas que pueden ser consideradas como extranjeras".

Por eso "lamentó que esta determinación esté en aumento constante" en Francia.

El comisario señaló que Francia necesita abordar mejoras en su política de inmigración para que sea conforme con los estándares europeos.

"Son necesarias reformas, no sólo en materia de acogida de inmigrantes y de asilo, sino sobre todo de detención y retorno", señaló Hammarberg, que visitó el pasado 19 de mayo la ciudad de Calais, donde se concentran multitud de inmigrantes que tratan de cruzar al Reino Unido.

El comisario se entrevistó con muchos de ellos, con miembros de la sociedad civil, con las autoridades locales y con el ministro Besson, indicó su departamento.

Hammarberg reconoció que Francia ha hecho esfuerzos para abrir estructuras de acogida de los demandantes de asilo, pero aseguró que "en la práctica", éstos siguen alojados en condiciones "indignas o precarias".

"Existe una tendencia a querer tratar cada vez más rápido las demandas de asilo pese a que éstas requieren tiempo y un análisis profundo", indicó el comisario, que consideró "preocupante" la generalización de los procesos "acelerados".

Además, consideró que Francia recurre con demasiada facilidad a la detención de los inmigrantes candidatos a la expulsión y apeló a que se disminuya esta práctica "en particular en el caso de familias con hijos".

La difusión de esta carta se produce una semana después de que Hammarberg pidiera públicamente que no se "estigmatice a los gitanos", una clara referencia a la política de expulsiones emprendida desde julio pasado por el Ejecutivo francés contra esa etnia.

El comisario recordó entonces que "el envío de familias de un país europeo a otro no resuelve nada" y criticó la utilización en Francia del argumento que une a la etnia gitana con la delincuencia.

Indicó que "una mayoría aplastante de gitanos respeta la ley" y alertó contra la identificación de todo el grupo con "unos cuantos de sus miembros".