Público
Público

Estrella Morente entona el último quejío por su padre ante su féretro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estrella Morente ha entonado hoy el último cante por su padre, Enrique Morente, ante el féretro del cantaor durante un emotivo acto en el Teatro Isabel la Católica de Granada, donde quedó instalada al mediodía la capilla ardiente.

En la voz desgarrada de Estrella ha sonado: "Granada no tengas pena de que el mar sea tan inmenso, tú eres la novia del aire, la de la sombra de plata, la del almendro. Ay, empieza el llanto de la guitarra, llora como el viento sobre la nevada. Ay, inútil callarla, es imposible callarla".

Su emotiva actuación, interrumpida a veces por la ovación del público que abarrotaba el patio de butacas del teatro, ha puesto punto y final a un acto celebrado una vez cerrada la capilla ardiente, por la que según fuentes municipales han pasado unos 5.000 granadinos durante las tres horas que ha permanecido abierta.

Al término de su intervención, tanto Estrella como sus hermanos, Soledad y Enrique, y su madre, Aurora Carbonell, se han abrazado abatidos al féretro del cantaor, arropados por otros familiares.

Previamente, el poeta granadino Luis García Montero dedicó unas palabras a Morente en nombre de sus amigos.

"Enrique, qué difícil despedirse de ti. Las palabras son insuficientes, no es posible nombrar el vacío, la desolación. Has muerto lleno de vida, de fuerza, siendo manantial", ha dicho ante el féretro del cantaor.

En su intervención, García Montero ha glosado la figura de Morente: "Has fundado una estirpe, trabajar contigo era conocer el amor y el respeto. Qué difícil, Enrique, despedirse de ti. Nos haría falta tu humor, la forma de reírte hablando con los ojos, tal vez alguna noche los amigos encontremos las palabras exactas para decirte lo que te queremos. Enrique, no vamos a olvidarte, no te olvides tú nunca de nosotros", ha concluido el poeta granadino.

En el acto también ha participado, a petición expresa de la viuda de Morente, Laura García Lorca, que, con la voz entrecortada, ha recitado dos poemas que fueron cantados por Enrique: "Alma ausente del llanto por Ignacio Sánchez Mejías", de su tío Federico, y "De pronto", escrito por Francisco García Lorca en memoria de su hermano.

"El pájaro en la rama, y de pronto no estabas. Un pájaro en el viento me trae tu recuerdo. No te conoce el toro ni la higuera porque te has muerto para siempre", han sido algunos de los versos recitados por la sobrina del poeta granadino.

Al término del acto, la comitiva con el féretro de Enrique Morente ha partido en dirección al cementerio de San José de Granada, situado en el entorno de la Alhambra, donde será inhumado.

El trayecto hasta el camposanto ha incluido la Cuesta de Gomérez, que da acceso a la Alhambra, por expreso deseo de la familia, que ha querido así que el artista recorra por última vez el entorno del monumento nazarí al que estuvo tan vinculado.