Público
Público

El estrés aumentaría el riesgo de cáncer de mama: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Megan Rauscher

Un nuevo estudio respalda lainteracción entre las experiencias dolorosas, el estréspsicológico y el cáncer de mama.

Los resultados fueron publicados en la versión en internet de la revista de BioMed Central, BMC Cancer.

"Las mujeres jóvenes expuestas a más de una experienciatraumática en la vida deberían ser consideradas un grupo deriesgo del cáncer de mama y tratadas adecuadamente", dijo aReuters Health la autora principal del estudio, la doctoraRonit Peled.

El equipo dirigido por Peled, de la Universidad Ben Guriondel Negev, en Beer Sheva, Israel, estudió a 255 mujeres menoresde 45 años con diagnóstico de cáncer de pecho y las comparó con367 mujeres sanas de la misma edad.

El equipo evaluó la interacción entre el cáncer de mama yexperiencias traumáticas, como la muerte de un padre, unfamiliar cercano o la pareja, o el divorcio de los padres antesde los 20 años, como así también experiencias leve amoderadamente dolorosas, como la separación de una pareja, lapérdida del trabajo, una crisis económica o una enfermedadgrave en un familiar cercano.

Tras corregir variables con sesgo potencial, el análisisreveló una asociación positiva entre la exposición a más de unaexperiencia traumática y el cáncer de mama.

Para esas mujeres, el riesgo de cáncer aumentó un 62 porciento. "La exposición a una sola experiencia no fuesuficiente", dijo Peled.

Comparadas con las mujeres sanas, aquellas con cáncermamario tuvieron también niveles significativamente más altosde depresión y más bajos de felicidad y optimismo, segúndistintas escalas de evaluación.

Asimismo, los resultados mostraron una relación negativaentre la felicidad, el optimismo y el cáncer de mama.

Los sentimientos generales de felicidad y optimismoparecían proteger del cáncer de mama, destacó Peled. "Cuantomás feliz esté y más optimista se sienta sobre su vida, menosprobabilidad tendrá (una mujer) de desarrollar cáncer de mama",finalizó la autora.

FUENTE: BMC Cancer, 22 de agosto del 2008