Público
Público

Estudiantes, en busca de los puntos débiles del Barça

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Rex Gowar

Que el técnico del Barcelona llame al argentino Lionel Messi un jugador con genes para ganar partidos debería inspirar al campeón de Europa a lograr una victoria sobre el Estudiantes de La Plata argentino en la final del Mundial de Clubes que se disputará el sábado.

El Barça es favorito para convertirse en el campeón del mundo de clubes por primera vez en su tercer intento. Por su parte, Estudiantes de la Plata buscará su segundo título a nivel planetario tras derrotar al Manchester United en la Copa Intercontinental de 1968.

El encuentro comenzará a las 16:00 GMT en el estadio Zayed Sports City.

"El gen de ser decisivo y definir partidos lo lleva en la sangre", dijo Guardiola el miércoles después de que Messi anotara el 2-1 parcial en la victoria del Barcelona frente al Atlante de México en la semifinal del torneo, dos minutos después de entrar en el campo como suplente.

Es casi seguro que Messi, quien no fue titular en el duelo ante el campeón de la CONCACAF debido a una lesión, comenzará jugando ante Estudiantes, pero el centrocampista Andrés Iniesta ha sido descartado debido a una lesión muscular que sufrió contra el Atlante.

El entrenador del equipo argentino, Alejandro Sabella, ha trabajado duro en los entrenamientos para preparar a su equipo a contrarrestar el juego del Barcelona, y en particular, el manejo de balón de Messi.

"Es un equipo sin debilidades, porque todos las buscan y aparentemente no las encuentran, porque siguen ganando", dijo Sabella después de que Estudiantes llegara a la final tras vencer el martes por 2-1 al Pohang Steelers de Corea del Sur.

Una opinión similar a su colega argentino tuvo el miércoles el entrenador del Atlante, José Guadalupe Cruz.

"El Barcelona está jugando con un estilo único. Estábamos preparados, pero tal vez la velocidad fue un poco superior a la nuestra y, al final, fuimos superados", comentó.

CONFIANZA EN EL JUEGO

El Barça tiene tanta confianza en su juego elaborado que nunca parece nervioso y sigue desempeñando su fútbol, aun cuando los goles no llegan.

El portero del Atlante, el argentino Federico Vilar, catalogó al Barca como un equipo con "paciencia y sabiduría", mientras que el delantero "blaugrana" Zlatan Ibrahimovic dijo que no muchos equipos podían jugar como ellos.

Sin embargo, Cruz encontró una debilidad en el Barcelona: la defensa, que precisamente aprovechó el Atlante para abrir el marcador en la semifinal tras una rápida jugada en el inicio del partido.

"La defensa juega en línea demasiado cerca de la línea de centro (del campo). Los sorprendimos (con pelotazos profundos), pero nos faltó definición", dijo Cruz el miércoles.

El capitán de Estudiantes, Juan Sebastián Verón, un maestro del pase largo en profundidad, podría ser clave al intentar explotar esta debilidad percibida.

Cruz considera que Estudiantes puede ganar si juega "como lo hicieron en la Libertadores, donde dio una exhibición tremenda".

El defensa Clemente Rodríguez dijo que la clave es quitarle el balón al Barca.

"Ellos rotan mucho y manejan el juego. Por eso lo ideal es sacarles ese dominio, claro que no es fácil. Es la mejor receta, cortarles el ritmo, pero no siempre puede jugarse como uno quiere", explicó Rodríguez el jueves a periodistas.

"Por eso digo que hay que estar preparado para todo. Tenemos ganas y confianza y debemos intentar jugar los 90 minutos, o más si es que hay alargue, al máximo de posibilidades", agregó.

Unos 5.000 aficionados de Estudiantes han hecho el viaje a Abu Dabi.

que no pudo ser campeón del mundo tras perder en 1992 ante Sao Paulo y en 2006 ante Internacional de Porto Alegre -, disfrutará de la mayor parte del apoyo del público neutral que se espera que llene los 45.000 asientos del estadio Zayed Sports City.

La jornada de clausura del torneo se iniciará con el duelo por el tercer lugar entre el Pohang Steelers, campeón de Asia, y el Atlante (13:00 GMT).