Público
Público

Los estudiantes chilenos rompen la mesa de diálogo y acusan al Gobierno de intransigente

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los estudiantes chilenos rompieron esta noche la mesa de diálogo que sostenían con el Gobierno para resolver el conflicto estudiantil y le acusaron de "intransigente" y de no garantizar la gratuidad de la educación, uno de los temas principales que debatían en esta cita.

"El Gobierno no está garantizando la educación como derecho universal, sino que sólo para unos pocos", enfatizó la emblemática líder de los jóvenes, Camila Vallejo, al término de una reunión de más de tres horas, la segunda que mantenían con el ministro de Educación Felipe Bulnes.

Una educación pública gratuita y de calidad ha sido la demanda central de las movilizaciones estudiantiles que desde mayo se desarrollan en Chile, donde el Estado subvenciona parte de la educación privada.

Vallejo, presidenta de la Federación de Estudiantes de Chile (FECh), aseguró que "lamentablemente en el gobierno no hay disposición real a construir un sistema nacional de educación pública, gratuita y de calidad para todos".

La dirigente explicó a los periodistas que los dirigentes estudiantiles han dado muchas señales de apertura "y a estas alturas esperábamos que el Gobierno pudiera en el fondo responder de buena manera".

No obstante, Vallejos señaló que este sábado los estudiantes reunidos en la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech) decidirán si continúan las negociaciones con el Ejecutivo.

Sin embargo, la dirigente aseguró que la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones) y la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) se retiraron de la mesa de diálogo enfatizando su descontento con la propuesta del Gobierno.

En esa línea, Alfredo Vielma, portavoz de la Aces dijo que "el Gobierno mostró hoy su postura intransigente. No quiere ceder respecto a la postura de educación gratuita que era lo que pedíamos y por eso nos bajamos de esta mesa y le transferimos a la sociedad la responsabilidad de solucionar este conflicto".

En tanto, el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Arturo Prat de Iquique, David Urrea, afirmó que los estudiantes están decepcionado de cómo ha actuado el Ejecutivo.

Los estudiantes universitarios y de secundaria, que han realizado en estos meses cerca de 40 paros y manifestaciones públicas, muchas de las cuales han derivado en disturbios, se reunieron el jueves pasado en una primera cita con el ministro Bulnes para tratar de encontrar soluciones al conflicto.

El movimiento estudiantil aceptó el diálogo sin detener las movilizaciones que mañana volverán a repetir en todo Chile, lo que ha disgustado al Gobierno, que considera primordial la vuelta a clase.