Público
Público

Los estudiantes se desnudan para pedir un gobierno y defender la unidad belga

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una treintena de estudiantes se han manifestado hoy en la ciudad belga de Gante en ropa interior para protestar por la situación política del país, que esta medianoche batirá el récord mundial de días sin gobierno, y defender la unidad nacional.

La protesta de Gante era uno más de los actos de la llamada "Revolución de las Patatas Fritas", que se han celebrado en la capital belga y en otras ciudades del país a ambos lados de la frontera lingüística que separa la región francófona de Valonia y la región de Flandes, de habla neerlandesa.

El acto había sido convocado por la asociación estudiantil "No en nuestro nombre: jóvenes", que defiende la unidad de Bélgica, y tenía como objetivo reunir en la calle a 249 personas en ropa interior, una para cada día que lleva el país sin gobierno tras las elecciones del 13 de junio.

Finalmente, la protesta de Gante, en Flandes, ha reunido a varios centenares de personas, aunque solamente unas pocas decenas se han atrevido a desnudarse al ritmo de la música y quedarse en ropa interior encima de la palabra 'unidad', escrita en el suelo.

Uno de los participantes, Gaspar, que iba disfrazado del gallo que simboliza a la francófona región de Valonia, ha calificado de "ridículo" querer dividir Bélgica en dos estados diferentes. "Estamos en Europa, queremos unidad", ha apostillado.

Bélgica batirá esta medianoche el récord mundial de días sin gobierno, en lo que hasta hoy iguala a Irak, y se prevé que lo superará con creces, puesto que los partidos parecen lejos de alcanzar que permita formar un nuevo ejecutivo.

Los comicios no dieron la mayoría a ningún partido y, además, ofrecieron resultados dispares según la región, ya que en el sur francófono ganaron los socialistas, favorables a la unidad del país, y en el norte flamenco lo hizo la derecha independentista.

El portavoz de 'No en nuestro nombre: jóvenes', Kliment Kostadinov, ha quitado importancia al hecho de que, en Flandes, el partido independentista N-VA fuera la fuerza más votada.

"Muchos políticos quieren la independencia pero la gente quiere mantenerse unida. Es una pena que no nos escuchen", ha asegurado.

"Estamos hartos de la división, unidos seremos más fuertes", ha declarado en el mismo sentido otro de los promotores de la protesta, Jouwe Vanhoutteghem.

Este dirigente estudiantil ha acusado a los políticos de estar alejados de los intereses de los ciudadanos, y por ello cree que "es importante dejar claro que la gente no estamos de acuerdo con lo que está pasando".