Publicado: 14.01.2014 09:51 |Actualizado: 14.01.2014 09:51

Los estudiantes de Gamonal llaman a la huelga indefinida

Mientras los vecinos paralizan de nuevo la entrada de las excavadoras, los jóvenes intentan convencer a sus compañeros de la necesidad de apoyar la movilización porque "ellos pueden ser los siguientes en ser apaleados por la P

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los vecinos del barrio obrero de Gamonal, en Burgos, han vuelto a paralizar el reinicio de las obras del bulevar que el Ayuntamiento quiere construir en la calle Vitoria, una de las principales arterias burgalesas. Este martes cerca de 200 personas se han concentrado nuevamente desde las 06.30 horas de la mañana en el epicentro de las obras, evitando así que las máquinas accedan a la zona.

Los que también han decidido tomar partido este martes han sido los estudiantes. Anoche, durante una asamblea acordaron llamar a la huelga indefinida en, al menos, los tres institutos del distrito. Esta mañana, han salido en otros tantos grupos formando una suerte de piquetes informativos para hacer ver al resto de estudiantes de la necesidad de manifestarse. "Los jóvenes que no se concentran tienen que saber que pueden ser los próximos a los que la Policía apalee de forma indiscriminada e injustificada", dijo a Público uno de los estudiantes de dichos grupos, que prefiere mantener el anonimato. Esperan, además, que en las horas de recreo haya jóvenes que se acerquen incluso a otros institutos de Burgos, ya que considera que esta debe ser una lucha de toda la ciudad. La llamada parecía surtir efecto y en torno a las 09.30 horas varias decenas de estudiantes finalmente han optado por acercarse y apoyar la concentración.

A pesar de que en la calle se vean sobre todo caras jóvenes, los mayores se muestran, si cabe, más indignados. María es una vecina de Gamonal que lleva viviendo en la zona desde hace 34 años. Asegura que la gente sólo quiere que el Ayuntamiento se centre en arreglar el distrito para permitir llevar una vida digna. "Este es un barrio de gente obrera, honrada. No queremos lujos, simplemente que nos cambien, por ejemplo, las baldosas de las aceras, pero bien, que cada vez que vienen, al día siguiente ya están de nuevo levantadas", afirma. Insiste además en que es importante que no les quiten los lugares en los que hasta ahora estacionaban, sin coste, sus vehículos.

En su opinión, la construcción del bulevar y el aparcamiento subterráneo no sólo es innecesario por su elevado coste, sino porque pondría en riesgo las viviendas de la gente. Al igual que muchos vecinos, destaca de los inmuebles su cimentación sin apenas sujeción. "Los subterráneos de los edificios están prácticamente hechos de tierra, ¿y quieren construir tres plantas hacia abajo de un aparcamiento? ¡Los edificios se caerían!".

María denuncia además las mentiras que, según ella, vierte constantemente en televisión el vicealcalde de Burgos, Ángel Ibáñez. "Ni nos han pedido opinión ni nosotros hemos provocado la violencia", defiende. "Durante las primeras protestas, cuando sólo estábamos con la Policía Local, no pasaba nada, todo era pacífico, hasta que nos enviaron a los antidisturbios, que además no son de Burgos. Lo único que buscan es provocarnos". También es falso, dice, que hayan amenazado a los comercios. "Respetamos a todo el mundo". Es cierto que en Gomenal no se ven apenas desperfectos en los pequeños comercios, ni siquiera pintadas. Únicamente las sucursales de grandes bancos o empresas, como una del Banco Santander, han sido atacadas. Esta mañana, varios vecinos recibieron las palabras de Ibáñez en la televisión entre risas y al grito de "mentiroso".

Esta vecina se pregunta además quién paga la estancia de los agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) en Burgos. "¡Y quieren traer más! ¿También les vamos a pagar nosotros?". A lo largo del día de hoy está prevista la llegada de más dispositivos de la UIP a la zona. Por el barrio se sospecha que su intención es poner fin a las protestas como sea para que mañana se reanuden las obras. No obstante, un vecino afirma que eso es "imposible". "¿Qué van a hacer? ¿Echar a todo el barrio?". Este residente se muestra convencido de que la lucha no va a parar: "No vamos a permitir que se salgan con la suya". María, por su parte, señala que no dejarán de protestar hasta que las obras se paralicen, el alcalde de la ciudad dimita y los jóvenes detenidos sean liberados.

En este sentido, el barrio ha comenzado a empapelarse hoy con las principales reivindicaciones de la vecindad: paralización inmediata de las obras, liberación de los detenidos y la Policía fuera del distrito. En las cafeterías de la zona, los jóvenes comentan que esperan también la llegada de simpatizantes de otras partes del Estado.

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León (TSJCyL) confirmó a este diario que las afirmaciones del secretario de Estado de Seguridad ayer en los medios de comunicación no son ciertas. Francisco Martínez acusó a varios "grupos violentos itinerantes" y "antisistema" provenientes de Valladolid y Madrid de haber causado los  disturbios nocturnos en Gamonal. El TSJCyL aseguró a Público esta mañana que todos los detenidos hasta el momento son de Burgos excepto dos, que provienen "de una ciudad del sur de España".

Las mismas fuentes confirmaron que desde la noche del viernes, cuando se recrudeció la protesta, han sido detenidas 39 personas. 16 de ellas fueron arrestadas en la madrugada del viernes al sábado y ya están en libertad condicional. Otras 23 fueron detenidas en la madrugada del sábado al domingo. Entre ellos había diez menores de edad y han pasado a disposición de la Fiscalía. De los 13 restantes, 11 fueron puestos ayer en libertad condicional por decisión de la jueza.

Los dos restantes han sido ingresados en prisión provisional con fianza de 3.000 euros. Son dos jóvenes de 18 y 24 años y están acusados de desórdenes públicos y daños, según el auto de la jueza, si bien es posible que el fiscal añada más cargos, según el TSJCyL.Uno de ellos, cuya identidad responde a las iniciales D.G.F., ha salido de prisión en la mañana de este martes tras abonar la fianza.

Se desconoce, todavía, el número de detenidos de la noche del lunes al martes.