Publicado: 23.01.2013 10:48 |Actualizado: 23.01.2013 10:48

Estudiantes ocupan varias bibliotecas madrileñas para poder estudiar 24 horas

La Policía desalojó la de Pozuelo y la de Puerta de Toledo cerró antes para que los jóvenes no pudieran llevar a cabo la protesta.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los estudiantes se encuentran estos días en plena temporada de exámenes. Son días de café, dormir poco y, en muchos casos, quedarse hasta altas horas de la noche delante de un libro. Y, como siempre ha ocurrido, muchos de ellos van a la bibliotca de su facultad o su barrio. Pero este año lo van a tener más difícil, pues los recortes tambíén llegaron a las bibliotecas y muchas de las que antes abrían 24 horas ahora cierran a medianoche.

Para protestar contra esta medida, y al menos conseguir una noche de estudio, varios grupos de jóvenes madrileños decidieron ocupar las bibliotecas bajo el lema: "¡Ni nos dejan trabajar ni nos dejan estudiar!".

Durante la noche del martes varios grupos se dirigieron a las bibliotecas públicas de Pozuelo, Iglesia, Retiro y Pedro Salinas de Puerta de Toledo con la intención de, cuando llegara la hora del cierre, forzar la apertura y permanecer allí toda la noche estudiando. Como explicaba Mikel Revuelta, uno de los portavoces del colectivo que fue a la biblioteca de Puerta de Toledo, "los ritmos de la juventud no nos permiten tener otros horarios y muchos necesitamos estudiar por la noche". Y añadió que "es una barbaridad que la Comunidad de Madrid deje a los estudiantes sin espacios donde estudiar en época de exámenes".

"Es una barbaridad que la Comunidad de Madrid deje a los estudiantes sin espacios donde estudiar en época de exámenes"Los jóvenes que intentaron ocupar la de Pozuelo fueron los peor parados. Cuando llegaron las 21.00 horas y tocaba cerrar la biblioteca, anunciaron su intención de permanecer allí. Pocos minutos después acudió la Policía, según relata Ignacio Martín, allí presente. Los estudiantes en ese momemnto dijeron que de allí no se movían y trataron de negociar pero el mensaje de los agentes fue claro: "De la biblioteca salís por vosotros mismos o detenidos". Ante la impotencia, poco antes de las 23.00 horas los jóvenes se retiraban.

Mientras, en la biblioteca de Puerta de Toledo, el colectivo de jóvenes que pretendía llevar a cabo la protesta llegó poco después de las 23.00 horas y se encontraron con una sorprendente noticia del guardia de seguridad: la Comunidad de Madrid ordenó que a partir de las las 23.00 no entrara nadie y sólo los que estuvieran dentro ya podían permanecer hasta la 1.00.

"De la biblioteca salís por vosotros mismos o detenidos" Entonces, decidieron colocarse delante de la puerta, pancarta en mano, y leer un comunicado en el que se preguntaban: "¿Quién pagará la crisis? ¡Los jóvenes! ¿Quién trabajará hasta morir? ¡Los jóvenes! ¿Quién llenará las colas del paro? ¡Los jóvenes!... Podría ser el estribillo de la canción del próximo verno, pero no. Queremos estudiar y no nos dejan".

En los centros de Iglesia y de Iglesia sí pudieron pasar la noche estudiando. Su protesta había sido apoyada también por la plataforma para la creación del COABDM (Colegió profesional de Archiveros, Bibliotecarios y Documentalistas de Madrid).

Un grupo de estudiantes se concetra a las puertas de la biblioteca municippal de puerta de Toledo/ JAIRO VARGAS