Público
Público

Estudiantes, padres y profesores marchan contra la reforma educativa

Miles de personas han vuelto hoy a protestar por las calles de varias ciudades españolas en defensa de una escuela pública y contra la LOMCE.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ni el frío ni la amenaza de lluvias han impedido que esta tarde varias ciudades españolas se tiñeran de verde una vez más. Miles de padres, alumnos y profesores han salido a la calle para defender la educación pública. Bajo el lema '¡La educación no es un gasto, es una inversión!, ¡No a los recortes!' han marchado en Barcelona, Zaragoza, Valencia, Alicante, Palma, Toledo, Valladolid, León y Logroño. para unir sus voces, pitos y cánticos contra el segundo anteproyecto de la ley de educación, la LOMCE. 

En Madrid, desde  la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública consideran que la propuesta hecha por el Ministro de Educación, José Ignacio Wert, está 'totalmente descontextualizada' y no ataja ninguno de los verdaderos problemas que tiene la educación española. 'La LOMCE no hace más que aumentar el absentismo y el fracaso escolar. Es más, va a poner en marcha una fórmula que ya lleva casi una década en la Comunidad de Madrid y que no funciona', ha afirmado la secretaria general de la Federación de Enseñanza de CC.OO. de Madrid, Isabel Galvín.

En la misma línea se ha expresado el portavoz de Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA ), José Luis Pasos, que considera el anteproyecto como 'una patada a la Constitución Española, a las sentencias judiciales y a la comunidad educativa' porque 'legisla de espaldas a las mismas, es ideológica y segregadora'.

La inexistencia de diálogo o de negociación con la comunidad educativa es otra de las críticas que los sindicatos lanzan Ministerio de Educación. Para el representante del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de Madrid (STEM), Alberto Carrillo, la LOMCE significa 'Ley Orientada para Mimar a la Conferencia Episcopal', puesto que se ha realizado el borrador del anteproyecto 'sin consenso' y 'habiéndose reunido solo con los obispos'.

También han sido numerosas las familias que se han manifestado con sus hijos, como es el caso de José Miguel, que junto a su hijo de 4 años ha explicado que 'los recortes se están notando ya directamente en el ratio de profesores por número de alumnos, en la atención que reciben y en las becas de comedor'.

A pesar de que el Ministerio parece hacer oídos sordos a sus quejas, los defensores de la educaicón pública no piensan echarse para atrás y continuarán sus movilizaciones. Es por ello que el 2013 comenzará con una nueva huelga de estudiantes prevista para la semana del 4 al 8 de febrero.