Público
Público

Estudiantes de la Plata gana su cuarta Copa Libertadores

Dirigidos por un magistral Verón dieron la vuelta al marcador contra el Cruzeiro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Estudiantes argentino se coronó campeón de la quincuagésima edición de la Copa Libertadores de América después de 39 años, con una gran victoria por 1-2 sobre el Cruzeiro brasileño en pleno estadio Mineirão de Belo Horizonte.

Gastón Fernández (m.56) y Mauro Boselli (m.72) marcaron para los 'pinchas', dieron la vuelta al tanto de Henrique (m.51) y rompieron la igualdad del partido de ida (0-0), que se disputó la semana pasada en La Plata.

El conjunto bonaerense sumó su cuarta Copa Libertadores, después de los títulos de 1968, 1969 y 1970, y ganó una plaza para el Mundial de Clubes que se disputará en Abu Dabi en diciembre y en el que ya están clasificados el FC Barcelona, campeón europeo; el Atlante mexicano, titular de la Concacaf; y el Auckland City, por Oceanía.

El técnico argentino Alejandro Sabella supo leer muy bien el partido, tendió una trampa a sus adversarios en el centro del campo, con un soberbio Rodrigo Braña al corte, toda una pesadilla para los brasileños Wagner y Kléber, que apenas pudieron recibir balones.

La formación estudiantil estuvo firme, muy sólida en defensa, e incisiva en ataque, gracias a la rapidez de hombres como Gastón 'La Gata' Fernández y Mauro Boselli y la inteligencia exuberante de Juan Sebastián 'La Brujita' Verón.

Ante la imposibilidad de avanzar por el centro, los locales buscaron los centros al área, pero pecaron en exceso por sus imprecisiones y su falta de determinación.

Nada más comenzar la segunda mitad, Henrique arreó un zapatazo desde muy lejos y consiguió engañar a Mariano Andújar, gracias a la ayuda involuntaria de Leandro Desábato, que rozó el balón lo justo con la rodilla como para desviarlo a gol.

Pero la reacción argentina no se hizo esperar y estuvo capitaneada por el experimentado Verón, que en sus botas nacieron los dos tantos argentinos.

Cinco minutos después de encajar el tanto brasileño, 'La Brujita' sirvió un pase magistral para Cristian Cellay, que desde la banda derecha envió un centro al área que se coló por entre todos los defensores brasileños y terminó en las botas de 'La Gata' Fernández y después en las redes.

El empate descompuso a los locales y Estudiantes siguió con la misma determinación que durante todo el partido.

La 'Brujita' Verón lanzó un córner con rosca, perfecto, y el goleador de la Libertadores con ocho tantos, Mauro Boselli, saltó más que nadie para rematar picado y conseguir el gol del título.

El segundo gol fue un mazazo para los brasileños y le obligó al técnico Adilson Batista a mover el banquillo, dando entrada a Thiago Ribeiro, que dio más agilidad al ataque.

El delantero puso el alma en un puño a la hinchada brasileña al estrellar un balón en el travesaño a cinco minutos del final y al errar un remate instantes después, que podrían haber ahogado la fiesta argentina.