Público
Público

Estudio asocia la lactancia con menos riesgo de muerte súbita

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Los bebés amamantados sonmenos propensos a morir por el síndrome de muerte súbita dellactante (SMSL), según un análisis de estudios publicados.

Mientras que los resultados no pueden probar que lalactancia reduce el riesgo de SMSL, los autores escriben en larevista Pediatrics que otras explicaciones serían pocoprobables.

"La lactancia es el mejor método para alimentar a losbebés", dijo Fern Hauck, de la Escuela de Medicina de laUniversity of Virginia, en Charlottesville.

El SMSL, o muerte de la cuna, es la muerte repentina einexplicable de un bebé menor de 1 año. Es más común en niñosde entre 2 y 4 meses, según los Institutos Nacionales de Salud;cada año mueren unos 2.500 bebés por esa causa en EstadosUnidos.

Se desconoce la causa, pero se sabe que los bebésafroamericanos y los varones son más propensos a morir porSMSL; los padres pueden reducir el riesgo si colocan a susbebés de espaldas para dormir y sin demasiado calor.

La lactancia protege a los bebés de infecciones menores,que, según los autores, además aumentan la probabilidad de queocurra la muerte súbita.

La Organización Mundial de la Salud, entre otros,recomienda la lactancia exclusiva durante los primeros seismeses de vida.

El equipo de Hauck combinó datos de 18 estudios en los queles habían preguntado a las madres de bebés, que habían o nomuerto por SMSL, si amamantaban a sus hijos.

Los autores hallaron que el SMSL era un 60 por ciento menorcuando los bebés recibían algo de leche materna y más de un 70por ciento menor en los bebés alimentados con lactanciaexclusiva (sin fórmula).

Eso llevó a concluir que la lactancia, independientementede su duración, protege a los bebés de la muerte súbita. Losautores señalan que se necesitan más estudios para comprobar sila duración de la lactancia influye en el riesgo de SMSL.

El análisis no prueba que exista una relación causa-efectoentre la lactancia y el riesgo de SMSL, pero Hauck dijo que"está bastante convencida" de que así sea.

"Hallamos un efecto protector aun tras controlar factoresque podrían explicar la relación", dijo Hauck, como considerarque las fumadoras son menos propensas a amamantar y máspropensas a tener un bebé que muera por SMSL.

Hauck agregó que, junto con la lactancia, dormir en lamisma habitación que los padres, pero no en su cama, y hacerlocon chupete, genera menor riesgo de morir súbitamente.

Los resultados, según los autores, destacan la importanciade promover los efectos positivos de la lactancia en las madresy los bebés.

FUENTE: Pediatrics, online 13 de junio del 2011