Público
Público

Un estudio confirma la baja mortalidad de la gripe porcina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Maggie Fox

Una de las miradas más sistemáticasrealizadas hasta ahora de la pandemia de gripe porcina confirmaque es apenas un poco más grave que una temporada promedio degripe estacional y podría hasta ser más leve, informaroncientíficos.

Los expertos analizaron datos de Milwaukee y de Nueva York,dos ciudades en Estados Unidos que llevaron registros detalladosde los brotes de H1N1, y estimaron una mortalidad posible del0,048 por ciento.

"Eso quiere decir que murió 1 de cada 2.000 personas quetuvieron síntomas de la infección con H1N1", escribió el equipodel doctor Marc Lipsitch, de Harvard University.

Es probable que el 1,44 por ciento de los pacientes con H1N1estuvieran tan graves como para ser hospitalizados y el 0,24 porciento necesitó cuidados intensivos.

Los resultados, publicados en PLoS Medicine, una revista de Public Library of Science, son útiles para los funcionarios y losresponsables de la salud pública que se preocupan porque lapandemia de influenza mate a millones y agrave la recesiónglobal.

Aunque no garantizan que el virus H1N1 no empeore o que surjaotra cepa más letal.

"Estimamos (...) que se hospitalizó al 1,44 por ciento de lospacientes con H1N1 sintomático en primavera (boreal) en EstadosUnidos; el 0,239 por ciento necesitó cuidados intensivos oventilación mecánica, y el 0,048 por ciento murió", escribió elequipo de Lipsitch.

TASAS MAS BAJAS

Con un método distinto y sólo con datos de la ciudad de NuevaYork, el equipo calculó una tasa de mortalidad menor, del 0,007por ciento.

Los expertos en salud coinciden en que es imposible calcularcon precisión cuántas personas se enfermaron con el virus H1N1,que se declaró pandémico en junio.

El test se les realiza a muy pocas personas, es impreciso ymuchos sólo tienen una infección leve. De modo que proyeccionescuidadosas ofrecen una foto más precisa de una pandemia que lascifras confirmadas de enfermedad y mortalidad.

Lipsitch se especializa en este tipo de cálculos y unaestimación global en septiembre obtuvo proyecciones similares.

Una pregunta abierta es cuántas personas se infectaron. LosCentros para el Control y la Prevención de Enfermedades enEstados Unidos estimaron en noviembre unos 22 millones deestadounidenses.

El equipo de Lipsitch calculó un rango potencial de entre7.800 y 29.000 muertes.

Eso se compara con la gripe estacional, que mata a 36.000personas por año y hospitaliza a 200.000.

"Hasta ahora, las tasas de ataques sintomáticos estarían pordebajo del 25 por ciento en la epidemia invernal del hemisferio yde la epidemia otoñal en curso en Estados Unidos", agregó elequipo en el informe.