Público
Público

Estudio demuestra distribución grasa corporal es fundamental

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Maggie Fox

Un equipo logró que voluntariosdelgados se dieran atracones de dulces para engordar e informóque en los adultos pueden crecer nuevas células grasas.

A medida que engordaron, los voluntarios sumaron célulasgrasas en los muslos, mientras que las células acumuladas en elabdomen se agrandaron, concluyó el equipo de Michael Jensen, dela Clínica Mayo, en Rochester, Minnesota.

"Esto invierte el antiguo dogma de que no producimos nuevascélulas grasas en la adultez", dijo Jensen.

Durante años, los médicos insistieron en que, en los adultos,las células grasas se agrandan a medida que aumenta el pesocorporal.

Comprender por qué eso sucede en una zona del cuerpo y no enotra explicaría por qué engordar en la parte baja del cuerpo noaumentaría tanto el riesgo de desarrollar enfermedades comocuando la grasa se acumula en el abdomen.

"Las personas con nuevas células grasas en las piernasestarían protegidas", indicó.

En Proceedings of the National Academy of Sciences, el equipoexplica que reunió a 28 hombres y mujeres saludables para quecomieran hasta saciarse más que lo habitual durante dos meses yluego extrajeron muestras de grasa corporal para analizarlas.

Para engordar, se los alentó a ingerir "milkshakes",chocolate y bebidas energizantes. En los dos meses, losvoluntarios aumentaron unos 2 kilogramos (kg) de grasa en laparte superior del cuerpo y unos 1,5 kg de grasa en la cadera ylos muslos.

"Hallamos que el aumento de apenas 1,6 kg de grasa en laparte inferior del cuerpo generó 2.600 millones de nuevosadipocitos (células grasas) en ocho semanas", escribió elequipo.

Pero surgieron resultados inesperados.

"Pensábamos que las mujeres eran las que engordaban en losmuslos, pero fue parejo en ambos sexos para nuestra sorpresa",dijo Jensen. Los voluntarios adelgazaron fácilmente.

Jensen ignora el significado de estos resultados para lamayoría de los estadounidenses. Más de dos tercios de lapoblación tiene sobrepeso u obesidad y la Organización para laCooperación y el Desarrollo Económico afirma que en la mayoría delos países desarrollados se está acercando rápidamente.

"Nuestro próximo paso es comprender los factores genéticos yambientales que favorecen la proliferación de las células grasasen las piernas", dijo Jensen.

Los científicos comprendieron que esas células no son sólositios de acumulación pasiva de calorías adicionales, sino queproducen hormonas y otras sustancias con efectos biológicosimportantes.

Esto explica por qué los kilos de más elevan el riesgo dedesarrollar diabetes, enfermedad cardíaca y cáncer.

FUENTE: Proceedings of the National Academy of Sciences,online 4 de octubre del 2010