Público
Público

Estudio detecta aumento en los casos de hemorragia posparto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Amy Norton

Un estudio realizado enAustralia sugiere que cada vez más mujeres estarían sufriendocomplicaciones graves debido a hemorragias posparto.

El análisis de los registros hospitalarios de más de500.000 mujeres que habían tenido un bebé entre 1999 y el 2004demostró que la tasa de "resultados maternos adversos" aumentócasi un 4 por ciento anual.

En 1999, la tasa de esas complicaciones (insuficienciarenal, shock o necesidad de una transfusión) era de 11,5 cada1.000 partos. En el 2004, la cifra llegó a 13,8.

Casi todo ese aumento se concentró en mujeres que habíansufrido una hemorragia después del parto, precisaron losautores en la revista BMC Pregnancy and Childbirth.

Se desconoce porqué el sangrado posparto aumentó en eltiempo. Las participantes dieron a luz en hospitales de NuevaGales del Sur, pero la tendencia fue general.

"El aumento (de la hemorragia posparto) es un fenómenointernacional y hasta ahora sigue sin explicación", dijo aReuters Health la autora principal del estudio, la doctoraChristine L. Roberts, de la University of Sydney.

En teoría, podrían influir en eso factores como la mayoredad materna y las crecientes tasas de embarazos de mellizos yde cesáreas.

Pero un estudio previo del equipo dirigido por Roberts nohalló evidencia de que esas tendencias puedan ser la causa delaumento de las hemorragias posparto. Un estudio llevado a caboen Canadá, comentó Roberts, llegó a conclusiones similares.

El aumento del peso de las embarazadas sería otra causapotencial, ya que las mujeres con sobrepeso tienen alto riesgode sufrir una hemorragia posparto. Pero hasta ahora, señaló laautora, no existen datos que lo confirmen.

Roberts indicó también que es posible que el problema estéasociado con el manejo médico de la tercera etapa del parto,que es en la que se expulsa la placenta.

Algunos casos de sangrado posparto podrían evitarse con unmanejo más "activo" de esa etapa del parto que, según explicóRoberts, incluye la administración de medicamentos para que elútero se contraiga y la expulsión de la placenta "de maneracontrolada".

La investigadora señaló que una revisión reciente de cuatroensayos clínicos halló que ese manejo activo reduce un 60 porciento el riesgo de hemorragia posparto.

FUENTE: BMC Pregnancy and Childbirth, online 24 de febrerodel 2009