Público
Público

Estudio japonés asocia el insomnio con el riesgo de depresión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Kimberly Hayes Taylor

Las personas a las que lescuesta dormir corren el doble de riesgo de desarrollardepresión que quienes que pasan una buena noche de descanso,según revela un estudio efectuado en Japón.

Tras entrevistar a miles de adultos de una ciudad rural deJapón durante dos años, un equipo de la Universidad Médica deTokio halló que los participantes con insomnio al inicio delestudio eran hasta 2,5 veces más propensos a tener o empezar atener depresión al final del estudio.

"Es una investigación interesante porque vuelve a confirmarque existe una relación entre las alteraciones del sueño y ladepresión", dijo el doctor Srinivasan Pillay, profesorasistente de psiquiatría de la Escuela de Medicina de Harvard,quien no participó del estudio.

"Pero lo que no nos dice es si las alteraciones del sueñocausan la depresión o algo más. Sólo nos dice que hay unarelación entre ambas", indicó Pillay a Reuters Health.

El equipo del doctor Yuichi Inoue, del Departamento deSomnología de la Universidad Médica de Tokio, se propusodeterminar si esa asociación se aplicaba a la población deJapón y si ciertos tipos de insomnio estaban especialmenterelacionados con el riesgo de desarrollar depresión.

Un quinto de la población japonesa sufre insomnio y sesospecha que los trastornos del sueño son un factor de riesgode otros problemas psiquiátricos, como la ansiedad, ladepresión y el abuso de sustancias. Pero existen pocos estudiosjaponeses al respecto.

Desde el 2005, el equipo de Inoue les hizo dos encuestas aunos 3.000 adultos de la ciudad de Daisen, de la Prefectura deTottori. Un sondeo fue para medir los síntomas del insomnio yel otro, para detectar la depresión.

La primera encuesta les permitió a los autores analizar lasalteraciones del sueño por categorías, incluida la calidad delsueño, la cantidad de tiempo que los participantes demoraban enquedarse dormidos, la duración del sueño, la "eficiencia" delsueño y la disfunción diurna.

En el 2007, algo más de la mitad del grupo original departicipantes aceptó volver a realizar ambas encuestas y elequipo observó que la calidad del sueño era más importante quela cantidad en la predicción del riesgo de desarrollardepresión y de su gravedad.

La mala calidad del sueño y la disfunción diurna aumentaronrespectivamente un 60 y un 80 por ciento el riesgo dedesarrollar depresión. La alteración del sueño elevó ese riesgoun 30 por ciento, mientras que la dificultad para dormir o eluso de fármacos para dormir lo aumentaron un 20 por ciento.

El equipo halló además que un nuevo caso de depresiónelevaba siete veces el riesgo de desarrollar insomnio, mientrasque la depresión instalada lo triplicaba.

Inoue no pudo responder preguntas, pero su equipo concluyeen Journal of Clinical Psychiatry que el insomnio deberíaconsiderarse una señal de alarma del aumento del riesgo dedesarrollar depresión, por lo que debería evaluarse "concuidado" para prevenirla.

La doctora Carole Lieberman, psiquiatra del InstitutoNeuropsiquiátrico de la University of California en LosAngeles, identificó fallas en el estudio.

"No prueba que el insomnio cause depresión, sino que sueleestar asociado con la depresión. Eso ya lo sabemos", dijo aReuters Health.

"Uno de los síntomas clásicos de depresión es dormirdemasiado o muy poco. De hecho, se considera que despertarsemuy temprano es un síntoma característico de la depresión. Elestudio lo menciona, pero no lo puso a prueba", agregó.

Una lección de este estudio es la importancia de tratar elinsomnio apenas aparece, según aseguró Daniel Taylor, expertoen trastornos del sueño y profesor asociado de la University ofNorth Texas.

FUENTE: Journal of Clinical Psychiatry, online 4 de octubredel 2011