Público
Público

Estudio liga exposición a campos magnéticos con riesgo de asma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Julie Steenhuysen

Los niños cuyas madres tuvieron altaexposición a campos electromagnéticos mientras estabanembarazadas correrían mayor riesgo de desarrollar asma,indicaron investigadores estadounidenses en un estudio que sesuma a un debate actual.

Muchos estudios previos fracasaron en su intento pordemostrar consistentemente que la exposición crónica a camposelectromagnéticos -de redes de energía y electrodomésticos comohornos a microondas, secadores de cabello y aspiradoras- sondañinos para la salud humana.

Pero muchas de esas investigaciones pidieron a las personasque estimaran sus niveles de exposición durante muchos años,indica el doctor De-Kun Li, investigador de Kaiser Permanenteen Oakland, California, cuyo estudio fue publicado en Archivesof Pediatrics & Adolescent Medicine.

Para obtener una respuesta más concluyente, Li diseñó unestudio prospectivo en el que 801 mujeres embarazadas usaronmonitores que midieron su exposición a campos magnéticosdurante las 24 horas.

Esos monitores midieron su exposición a campos magnéticosde baja frecuencia, provenientes de electrodomésticos comomicroondas, secadores de cabello, ventiladores, cafeteras ylámparas fluorescentes, redes eléctricas y transformadores.

No se midió la exposición a campos electromagnéticos demayor frecuencia generados por teléfonos celulares.

El equipo empleó registros médicos para seguir a los hijosde las mujeres por 13 años. Durante el seguimiento, 130 chicos,o el 20,8 por ciento de los participantes del estudio,desarrollaron asma.

La mayoría de los casos de asma se diagnosticó antes de los5 años de edad.

Luego, los expertos compararon sus niveles de exposicióndurante el embarazo con las tasas de asma y hallaron que losniños cuyas madres habían tenido los mayores niveles deexposición -dentro del 10 por ciento superior en el estudio-eran 3,5 veces más propensos a desarrollar asma que aquelloscon mamás ubicadas en el 10 por ciento inferior de la cohorte.

El riesgo para los chicos cuya exposición fue "media"-entre el 10 y el 90 por ciento del grupo-, el riesgo de asmaera un 75 por ciento mayor que en aquellos con la menorexposición.

Alrededor del 13 por ciento de los niños menores de 18 añospadece asma, una condición causada por el mal funcionamiento delos órganos respiratorios y el sistema inmune.

Li señaló que no está claro por qué la exposición a redesenergéticas podría aumentar el riesgo de asma, aunque existenvarias hipótesis ligadas con un daño a la respuesta inmune delorganismo.

"Esto realmente debe ser estudiado", dijo Li, quieninsistió en que deben repetirse investigaciones similares porparte de diferentes científicos.

Si se confirman los resultados, Li indicó que eso ofreceríanuevas estrategias para prevenir la enfermedad crónica en losniños.