Público
Público

Un estudio muestra el alto coste de la reunificación alemana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mientras Alemania se prepara para celebrar el vigésimo aniversario de la caída del Muro de Berlín, un nuevo estudio muestra que unos 1,3 billones de euros han sido transferidos desde el oeste para reconstruir el este, informó un periódico el sábado.

El informe del instituto de investigación IWH, con sede en Halle, mostró que las transferencias netas desde el oeste al este -por una suma equivalente a la mitad del total de producción industrial de Alemania en 2008- han "subido significativamente" en la última década, dijo el semanario Welt am Sonntag.

El lunes será el vigésimo aniversario de la caída del Muro y para conmemorarlo se derribarán 1.000 grandes piezas de dominó, que fueron colocadas el sábado a lo largo de 1,5 kilómetros, en el trazado original de esa barrera de la Guerra Fría.

El este se ha desecho de muchas de las trabas de su pasado comunista, en parte gracias a las transferencias, aunque el desempleo sigue cerca del doble que en el oeste y economistas dicen que aun está a años de distancia de alcanzar a la parte más rica del país.

El informe del IWH, no publicado oficialmente aún, fue encargado originalmente por el Gobierno en 2006, aunque el Ministerio de Finanzas retiró luego su nombre del proyecto debido a las diferencias de opinión sobre cómo se calculaban las cifras, afirmó el periódico.

El instituto de investigación económica IWH dijo esta semana que la producción per cápita del este subiría, durante la próxima década, a cerca del 80 por ciento de los niveles del oeste desde el 70 por ciento actual.

La canciller alemana, Angela Merkel, se reunirá con líderes del presente y el pasado en Berlín para conmemorar el histórico acontecimiento el lunes, cuando están programados discursos del presidente ruso, Dmitry Medvedev, y del primer ministro británico, Gordon Brown, entre otros.

En su programa semanal a través de Internet, Merkel, quien trabajaba como investigadora científica en Berlín del este en ese entonces, dijo que la caída del Muro fue el "día más feliz en la historia reciente de Alemania".

La canciller agregó que asistía al sauna "como acostumbraba los jueves" cuando escuchó que la frontera entre este y oeste estaba por ser abierta, un acontecimiento que marcó un hito en la historia del Siglo XX.