Público
Público

Estudio observa efectos dañinos tras abuso reiterado de ketamina

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abuso del poderosoanestésico ketamina está en aumento en muchos países y ahorauna investigación demuestra que el uso reiterado de esta drogaperjudica la memoria, la concentración y el bienestarpsicológico.

La ketamina, a veces popularmente conocida como "K" o"Special K", se emplea fundamentalmente como anestésicoveterinario. En los humanos, causa alucinaciones ehipertensión.

Una dosis única de ketamina puede causar efectos psicóticosy problemas de pensamiento, escribió el equipo de la doctoraCelia J. A. Morgan, del University College de Londres, en larevista Addiction.

No obstante, no estaba claro el impacto del consumoreiterado, a largo plazo.

En el primer estudio prospectivo a gran escala sobre elabuso de ketamina, el equipo de Morgan siguió a 150 personasdurante más de un año para evaluar cómo el consumo de la drogaafectaba la memoria, la concentración y el bienestarpsicológico.

Los sujetos fueron divididos en cinco grupos según el usode ketamina: casi diario en amplias cantidades (consumofrecuente), una o dos veces al mes (consumo recreativo),antiguo consumo, empleo de otras drogas ilícitas diferentes dela ketamina y consumo nulo de drogas ilícitas.

El equipo efectuó una serie de pruebas estándar paraevaluar la capacidad de pensar y el bienestar psicológico delos participantes.

Los problemas de pensamiento y en el bienestar psíquicofueron más comunes en los usuarios frecuentes. Además, a medidaque avanzaba el año de estudio, empeoraba la memoria a cortoplazo y visual en ese grupo.

Los consumidores frecuentes de ketamina tenían tambiénproblemas en la memoria verbal, como olvidos o dificultadespara recordar nombres conversaciones.

En cambio, los consumidores recreativos de la sustancia ylos antiguos consumidores no presentaban problemas de memoria,atención o en las pruebas de bienestar psicológico, lo quesugiere que el uso ocasional no provoca daños duraderos y quelos inconvenientes serían reversibles al detenerse el consumo.

No obstante, esos consumidores, al igual que los usuariosfrecuentes de ketamina, presentaban síntomas de deliriosleves.

Análisis de muestras de cabello revelaron que los nivelesde ketamina eran el doble en los consumidores recreativosdurante el curso del estudio, un patrón que se ha notado conotras drogas adictivas.

No se registró un cambio notorio en los consumidoresfrecuentes, pero esto se debería a que sus niveles ya eran muyelevados al inicio de la investigación.

"Pese al drástico incremento en el uso de ketamina en laúltima década, los jóvenes que consumen esta droga aúndesconocen ampliamente sus propiedades dañinas para la salud ysu potencial de dependencia", indicaron los autores.

"Las campañas de educación sanitaria deberían apuntar a losusuarios de ketamina para asegurar que las personas esténinformadas de las consecuencias negativas del consumo elevadode ketamina", añadió el equipo.

FUENTE: Addiction, edición online del 16 de noviembre del2009