Público
Público

Estudio revela que curar el cáncer es más difícil de lo pensado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Maggie Fox

Un grupo de expertos que analizócada uno de los genes tumorales de dos de los tipos de cáncermás difíciles de tratar halló que la enfermedad es mucho máscompleja de lo pensado y dijo haber descubierto por qué es tanimprobable curar un tumor después de que se ha diseminado.

Sin embargo los investigadores también revelaron unaposible nueva forma de tratar un tipo común y letal de cáncercerebral y abrieron la puerta para descubrir la enfermedadantes de que se haya expandido, es decir cuando aún puedecurarse quirúrgicamente, informó el jueves la revista Science.

"El cáncer es muy complejo, más de lo que creíamos. No va aser fácil desarrollar terapias", dijo el doctor BertVogelstein, de la Johns Hopkins University en Baltimore y elInstituto Médico Howard Hughes.

"Si se tienen 100 pacientes, se tienen 100 enfermedadesdiferentes", agregó el especialista.

Los hallazgos sugieren que las terapias nuevas populares,como Gleevec de Novartis, no funcionarían ampliamente, dado queafectan solamente a un gen mutado, mientras que el cáncer esprovocado por docenas de ellos.

Un enfoque mejor sería encontrar los recorridos o senderos,es decir las redes de genes, que controlan el crecimiento y laexpansión tumoral descontrolada, dijeron los investigadores aperiodistas en una conferencia telefónica.

El equipo internacional de expertos secuenció los más de20.000 genes presentes en las células de 24 pacientes concáncer pancreático avanzado y de 22 personas con glioblastomamultiforme.

El tumor típico en el páncreas tenía 63 mutacionesgenéticas, mientras que el que se alojaba en el cerebropresentada, en promedio, 60 variaciones en los genes, revelaronlos autores.

La buena noticia es que los científicos hallaron sólo 12senderos anormales en la mayoría de los tumores. Algunosestaban en zonas esperadas, como el de la regulación delsuicidio celular programado o apoptosis, que es el procesoanormal por el cual las células se autodestruyen.

RECORRIDOS COMUNES

"Con frecuencia, lo que parecen ser mutaciones en genesseparados resulta estar funcionando en recorridos comunes",expresó el doctor Kenneth Kinzler, de la Johns Hopkins, quientrabajó en el estudio.

Un descubrimiento sorprendente fue el de un nuevo gen,llamado IDH1, encontrado en el glioblastoma multiforme, que esla forma más común de tumor cerebral y que suele provocar lamuerte de los pacientes en el lapso de un año, indicó el doctorVictor Velculescu, de la misma universidad.

Los pacientes con esas mutaciones eran más jóvenes y vivíanmás que aquellos con el tumor cerebral típico. El senador porMassachusetts Edward Kennedy, de 76 años, fue diagnosticado enmayo con este tipo de cáncer cerebral.

"Los glioblastomas multiformes solían considerarse como unasola enfermedad. Pero ahora está claro que son dos", dijoVelculescu en la conferencia.

Además, Vogelstein señaló que los resultados sugieren quelas compañías farmacéuticas deberían cambiar su enfoque para eldesarrollo de nuevos medicamentos contra el cáncer.

Mientras que la píldora Gleevec transformó el tratamientode un cáncer sanguíneo denominado leucemia mieloide crónica(LMC), "nuestro trabajo sugiere que la mayoría de los tumoressólidos no tiene nada que ver con la LMC", manifestóVogelstein.

"Es extremadamente improbable que los medicamentos queapuntan a un solo gen, como Gleevec, funcionen contra una granmayoría de los tumores sólidos", dijo el experto.

"En lugar de buscar que los fármacos apunten a proteínassimples, (...) sería más productivo hacer que actúen contra losrecorridos centrales", añadió Vogelstein.

Según el investigador, los resultados del estudio tambiénsugieren mejores modos de controlar los cánceres.

"Nuestro grupo, al igual que otros, halló que se puedendetectar mutaciones fuera de las células, simplemente flotandoen el plasma, en prácticamente todos los pacientes con cáncercolorrectal avanzado y en alrededor dos tercios de aquellos contumores relativamente tempranos", dijo Vogelstein.

"Pronto será posible identificarlas en muchas otrasmuestras de pacientes, como por ejemplo en la sangre, aúncuando los tumores sean de estadio inicial. Casi todos loscánceres, incluidos los del cerebro y el páncreas, seríancurables si son detectados antes", agregó el experto.