Público
Público

Estudio revela que las estatinas "naturales" varían en calidad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Maggie Fox

Suplementos de arroz de levaduraroja comercializados como una alternativa "natural" a lasestatinas para reducir el colesterol varían ampliamente encuánto ingrediente activo contienen y algunos estáncontaminados, indicaron investigadores de Estados Unidos.

Los estadounidenses que creen que están recibiendo unaalternativa confiable y segura a los fármacos de prescripcióndeberían observar con atención, y los reguladores deberíanconsiderar poner límites más estrictos sobre esos productos,señaló el equipo del doctor Ram Gordon, del Hospital ChestnutHill y la University of Pennsylvania.

Los expertos analizaron 12 productos disponiblescomercialmente y hallaron una gran variación en la cantidad deingrediente activo que contenían realmente.

"Un tercio de los productos evaluados estaban contaminadoscon citrinina", escribió el equipo en Archives of InternalMedicine. La citrinina es una micotoxina que puede alterar elADN, lo que implica que podría generar cáncer.

El arroz de levadura roja contiene 14 compuestos activosllamados monacolinas, que desaceleran la producción decolesterol del hígado.

"Aunque las estatinas y otras terapias probadas dereducción lipídica están disponibles hace décadas, muchospacientes buscan terapias alternativas para disminuir susniveles de colesterol", escribieron los expertos.

La primera estatina, la lovastatina, se basó en el arroz delevadura roja.

En 1998, la Administración de Alimentos y Medicamentos deEstados Unidos (FDA) dictaminó que un producto llamadoCholestin no era un suplemento dietario sino un fármaco sinaprobación, básicamente fuente de lovastatina.

El fabricante Pharmanex, actualmente subsidiario de Nuskin, quitó el arroz de levadura roja del Cholestin.

Pero los consumidores estarían recibiendo estatinas de lossuplementos de todos modos.

Para evitar que sean considerados medicamentos no aprobadospor la FDA, los fabricantes de arroz de levadura roja no suelenrevelar los niveles de lovastatina u otras monacolinas en susproductos y no hay una estandarización de esos niveles entrelos manufacturadores, señalaron los investigadores.

Según el equipo, las personas que consumen los suplementosdeberían decírselo a sus médicos, dado que las estatinas puedentener efectos colaterales graves.