Público
Público

Estudio revela limitación Servicios de Protección Infantil EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Anne Harding

El sistema de proteccióninfantil de Estados Unidos "sobrevivió a su necesidad" ydebería modificarse para incluir otros enfoques de protecciónde niños en riesgo, afirmó un referente en prevención delesiones.

El personal policial debería investigar las acusaciones deabuso; las enfermeras del sistema público de salud deberíanayudar a las familias en riesgo para evitar el abuso o elabandono, mientras que los trabajadores sociales deberíanasesorar y ayudar a las familias, pero no investigar losdelitos, enumeró el doctor Abraham B. Bergman, del CentroMédico de Harborview, en Seattle.

Las conclusiones de Bergman se publicaron en un editorialde Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine.

El artículo es un comentario sobre un estudio publicado enla misma revista que halló que las investigaciones del maltratoinfantil no reducían los factores de riesgo que aumentan elabuso infantil, incluida la falta de apoyo social y ladisfuncionalidad familiar.

El equipo de la doctora Kristine A. Campbell, de laUniversity of Utah, en Salt Lake City, estudió a 595 niños enriesgo de sufrir maltrato; el 28 por ciento (164) habíaparticipado en investigaciones por posible maltrato entre los 4y 8 años.

Se entrevistó a los cuidadores cada dos o cuatro años apartir de los 4 años de edad de los niños hasta que cumplieronlos 18 años.

Los autores evaluaron si el trabajo de los Servicios deProtección Infantil había influido sobre alguno de los factoresde riesgo modificables de abuso y abandono, como la pobreza, laeducación materna y la ansiedad, la depresión, la agresividad olas conductas destructivas de los niños.

A los 8 años de edad, el equipo no identificó diferenciasen la mayoría de esos factores de riesgo entre los niños dehogares investigados y de hogares no investigados por posiblemaltrato y abandono, aunque las madres de los hogaresinvestigados tenían niveles más altos de síntomas depresivos.

El estudio "sugiere que estuvimos perdiendo la oportunidadde hacer prevención secundaria del maltrato y susconsecuencias", concluyó el equipo.

Pero Campbell dijo a Reuters Health que los resultados nodeberían considerarse una prueba de que los Servicios deProtección Infantil ya no sirven.

"Considero que tienen un papel muy importante en asegurarque los niños y sus familias están seguros, en un ambienteadecuado", indicó.

De todos modos, agregó, se les confía cada vez más laasistencia en problemas de crianza y otras cuestionesfamiliares para las que no tienen el tiempo o las habilidades.

Campbell opinó que se necesitan servicios adicionales paraproteger a los niños y las familias de alto riesgo a largoplazo. Existen intervenciones de probada utilidad en laprevención del abuso y su repetición, como la terapia deinteracción entre padres e hijos, un mayor apoyo social y laterapia cognitiva conductual.

FUENTE: Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine,octubre del 2010