Público
Público

Un estudio revela por qué algunos tumores generan metástasis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una pequeña fracción de material genético generaría la diferencia entre un tumor local de fácil tratamiento y un cáncer agresivo que se disemina por el cuerpo, según indicó un grupo de investigadores en Estados Unidos.

Los expertos descubrieron que cuando falta una porción de ácido ribonucleico o ARN denominada microARN-101, una proteína llamada EZH2 comienza a proliferar.

La EZH2 se ha relacionado con formas agresivas del cáncer de mama, próstata, piel y vejiga, pero hasta ahora no estaba claro qué es lo que impulsa a su producción en exceso en el organismo.

"Lo que este estudio revela es por qué esa proteína se encuentra en abundancia en los cánceres que generan metástasis", dijo el doctor Arul Chinnaiyan, de la Universidad de Michigan, cuyo estudio fue publicado en la revista Science.

Chinnaiyan dijo que la EZH2 hace que el cáncer se disemine en detrimento de otros genes que mantienen el tumor bajo control.

El experto cree ahora que el microARN-101 o miR-101 es lo que evita la producción excesiva de EZH2 en las células. Sin esta porción del ARN, la EZH2 hace que el cáncer se expanda.

"Están inversamente relacionados. Cuando uno está en alza, el otro se reduce", indicó Chinnaiyan durante una entrevista telefónica, quien también es investigador del Instituto Médico Howard Hughes.

"El cáncer se descontrola cuando (la cantidad de) EZH2 es elevada y se desactivan otros genes", dijo el experto.

Para aislar la causa por la que esta proteína aumenta, Chinnaiyan y sus colegas utilizaron primero varios programas informáticos y finalmente aislaron a dos sospechosos: el miR-101 y el miR-217.

Después, pasaron al laboratorio para probar si esas moléculas tenían alguna influencia sobre la EZH2. "Sólo el miR-101 se mantuvo en los experimentos", dijo Chinnaiyan.

Cuando se introdujo el miR-101 en los tumores de ratones con altos niveles de EZH2, disminuían las cantidades de esta proteína benefactora del cáncer y se desaceleraba el crecimiento tumoral.

Chinnaiyan señaló que en algunos cánceres, el miR-101 se borra del genoma, lo que da lugar a una producción excesiva de EZH2 y a por lo tanto a las metástasis.

Para los pacientes, estos hallazgos tendrían dos utilidades en la práctica.

"Podría usarse (esa porción de ARN) como un bioindicador. La carencia de miR-101 podría pronosticar metástasis del cáncer", dijo Chinnaiyan, quien agregó que también podría conducir al desarrollo de nuevas terapias para restaurar el miR-101, que brinda al cuerpo una defensa natural contra la expansión del cáncer, que suele ser la causa de muerte entre quienes padecen la enfermedad.