Público
Público

Estudio vincula la edad materna con la talla del recién nacido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Lynne Peeples

Las mujeres mayores son máspropensas que las jóvenes a tener bebés más grandes, afirma unequipo de Holanda.

Estudios previos habían hallado que los bebés que crecenmenos de lo esperado en el útero materno tienen más riesgo detener problemas como diabetes o enfermedad cardíaca en la edadadulta, mientras que los bebés más grandes son más propensos aser adultos obesos.

Esto, hoy, sería muy importante porque las mujeresoccidentales están postergando la maternidad: según un estudiorealizado por el Centro de Investigación Pew en el 2010, lacantidad de bebés de madres mayores de 35 años creció del 9 porciento en 1990 al 14 por ciento en el 2008.

El equipo de Rachel Bakker, del Centro Médico Erasmus enRotterdam, estudió a 8.568 mujeres de Holanda que habían tenidoun bebé entre el 2002 y el 2006, con un peso promedio de 3,5kilogramos (kg).

Los autores definieron que un bebé "pequeño" sería el quepesa 2,5 kg o menos, mientras que un bebé "grande" pesaría 4,5kg o más. En el estudio, uno de cada 20 recién nacidos fuepequeño y uno de cada 20 fue grande.

A diferencia de las mujeres de 30 a 35 años, las madresmenores de 25 tendieron a tener bebés pequeños: el 4 por cientode las de 30 a 35 tuvo un bebé pequeño, comparado con el 7 porciento del grupo de menos de 20 años.

Por otro lado, las madres mayores fueron más propensas atener bebés grandes, según publica British Journal ofObstetrics and Gynecology. Ese riesgo pasó del 3 por ciento enlas madres más jóvenes al 6 por ciento en las de 30 a 35 años yal 10 por ciento en las mayores de 40.

La relación entre la edad materna y el riesgo de tener unbebé pequeño en el grupo de mujeres jóvenes se debióprincipalmente a factores sociales (etnia, educación y partosprevios) y de estilo de vida (alimentación, tabaquismo yconsumo de alcohol).

En los otros grupos etarios, los factores sociales, pero nodel estilo de vida, también explicaron por qué las mujeres másjóvenes tendieron a tener bebés más pequeños.

Pero ninguno de esos factores explicó por qué el riesgo detener un bebé grande creció en las mujeres mayores. Podríaninfluir factores orgánicos femeninos, pero aun se ignoran.Según Bakker, se necesitan más estudios para conocer losefectos de la edad materna sobre el peso de los bebés.

En tanto, la autora dijo a Reuters Health que todavía noexiste suficiente información "para aconsejarles a las mujeresla edad (máxima) óptima para tener hijos".

FUENTE: British Journal of Obstetrics and Gynecology,online 18 de enero del 2011