Publicado: 05.01.2014 11:45 |Actualizado: 05.01.2014 11:45

ETA podría anunciar su desarme en un próximo comunicado

Se prevé que en un nuevo comunicado dé respuesta a las recomendaciones del llamado Foro Social, en las que se abogaba por el desarme y por la reinserción de los presos de manera individual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

ETA tiene previsto emitir un nuevo comunicado en breve plazo de tiempo para dar respuesta a las recomendaciones del llamado Foro Social, en las que se abogaba por el desarme y por la reinserción de los presos de manera individual, demanda esta última aceptada ya por sus reclusos.

La intención de ETA es divulgar su texto, que ya tiene redactado, antes de la manifestación convocada el próximo sábado, día 11, en Bilbao de apoyo a los presos de la banda y secundada por los dirigentes de la izquierda abertzale, han informado fuentes de la lucha antiterrorista.

El paso de ETA sería una continuación a los comunicados divulgados la pasada semana por el Colectivo de Presos Políticos Vascos (EPPK) y por los excarcelados por la derogación de la doctrina Parot en el acto celebrado ayer sábado en Durango (Bizkaia).

En ambos, los presos y los que ya han salido de la cárcel abogan por renunciar a los métodos del pasado, por aceptar las vías políticas de la izquierda abertzale y por reconocer la legalidad penitenciaria tras admitir el daño causado, aunque sin pedir perdón a las víctimas, ni dar muestras de condena de la violencia.

En su comunicado del pasado mes de julio, el penúltimo difundido hasta ahora, la dirección de ETA se comprometió a dar respuesta a las recomendaciones del llamado Foro Social, impulsado por el colectivo Lokarri que coordina Paul Ríos. Entre otros aspectos, defiende el desmantelamiento ordenado de las armas y estructuras militares de ETA, la reinserción de los presos de manera individual, una vez reconocido el daño causado, así como el fin de la dispersión y de las "medidas de excepción" que, a su entender, mantiene el Gobierno central en materia penitenciaria.

Desde el cese de la violencia en octubre de 2011, ETA ha emitido nueve declaraciones, cuatro de ellas en el último año. En ninguno de los pronunciamientos ha hecho mención alguna a la posibilidad de un desarme, demanda que, incluso, le planteó el portavoz de Sortu Pernando Barrena el pasado 30 de diciembre. Barrena aseguró que el "desarme es fundamental para el proceso de paz" y que el "deseo" de la izquierda abertzale es que la banda "siga aportando en esa dirección".Sin embargo, las fuerzas de seguridad no prevén que ETA vaya a hacer explícito en su nuevo comunicado su plan de desmantelar los arsenales que aún mantiene, ni fijar un calendario para avanzar en este terreno, según las fuentes consultadas.

El último pronunciamiento de ETA tuvo lugar el pasado 27 de septiembre en coincidencia con la celebración del Gudari Eguna (Día del soldado vasco). En aquella ocasión, la organización terrorista abogó por abordar una "reconciliación nacional" para restañar heridas en Euskadi, aunque negándose a "aceptar" que tenga que "renegar" de su "trayectoria de lucha y asumir el relato de los opresores".

También lamentó la falta de respuesta de los Gobiernos español y francés a su oferta de diálogo para avanzar "en el camino de la paz". Después de dos años, la falta de nuevos pasos de la banda ha conducido al proceso a una fase de bloqueo, del que la izquierda abertzale y la propia ETA responsabilizan a los Gobierno español y francés por no flexibilizar la política penitenciaria y tomar medidas en favor de la reconciliación. Ante este escenario, el Foro Social ha ido cobrando protagonismo en los últimos meses como marco para reactivar el proceso.

Sus conclusiones fueron presentadas el pasado mes de marzo en el Palacio de Aiete de San Sebastián por los colectivos que lo auspiciaron, Lokarri y Bake Bidea. En sus doce recomendaciones, que atienden a aportaciones de expertos internacionales en materia de resolución de conflictos, se pedía que los presos aceptaran su reintegración en la sociedad "de forma individualizada, escalonada y en tiempo prudencial", tal como se ha comprometido el EPPK. También sostenían la necesidad de que los reclusos "muestren su compromiso con el nuevo escenario de paz y renuncien a las vías violentas, además de reconocer el daño causado como consecuencia de su actuación", demanda también cumplida por el colectivo de presos, que agrupa a más de medio millar.

Tras la adhesión ayer a esta línea de actuación por parte de los excarcelados de la doctrina Parot, ahora se espera que sea ETA la que dé respuesta al Foro Social.