Público
Público

ETA atenta contra el PSE en campaña y provoca la condena de todos los partidos menos ANV

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

ETA ha atentado por segunda vez en plena campaña electoral con la colocación esta madrugada de una bomba de tres kilos de amonal junto a la sede del PSE-EE en Derio (Vizcaya), en un atentado que ha provocado daños materiales importantes y la condena de todas las formaciones políticas, a excepción de ANV.

Una llamada en nombre de ETA al teléfono de Emergencias de Vizcaya (SOS-Deiak) avisaba pasados unos diez minutos de la medianoche de la colocación de un artefacto dispuesto para estallar a la una de la madrugada, momento en el que efectivamente hizo explosión.

La deflagración ha causado importantes daños materiales en la sede socialista, cuya persiana ha reventado, así como la rotura de los cristales de las ventanas de las cuatro primeras plantas del edificio número 10 de la plaza Árbol de Gernika, cuyos vecinos fueron desalojados antes de la explosión.

A lo largo del día, los agentes de la Ertzaintza han estado en la zona recogiendo restos de la explosión del artefacto, mientras que los vecinos afectados, una vez en sus casas, trataban de limpiar los destrozos y mostraban los daños a los peritos de las compañías de seguros, con cuyos informes deben acudir a presentar las pertinentes denuncias.

Además, el pleno del consistorio vizcaíno ha condenado, con la ausencia del único edil de ANV, el atentado a través de un texto consensuado por PNV, PSE, EA y PP y ha acordado convocar a las siete de la tarde una concentración en la Herriko Plaza para mostrar la repulsa ciudadana por esta acción terrorista.

En declaraciones a los medios de comunicación, el alcalde de Derio, Lander Aiarza (PNV) ha explicado que el Ayuntamiento ha intentado por todos los medios ponerse en contacto con el edil de ANV, Juan Ruiz, pero que éste no ha respondido a las llamadas pese a estar seguro de que sabía que esta madrugada ETA había atentado con una bomba contra la sede socialista en el municipio.

Por su parte, el portavoz socialista, Mariano Jiménez, ha agradecido las muestras de solidaridad recibidas tras el atentado y ha reprochado al concejal de ANV que "ni siquiera ha llamado para preguntar cómo estamos o qué había pasado".

En el texto aprobado, la corporación local ha denunciado la pretensión de ETA de "trasladar el terror y el miedo a la ciudadanía" y ha exigido a la banda terrorista su "disolución inmediata".

Precisamente, varios de los vecinos de la localidad afectados por la explosión han explicado a los periodistas el miedo que sufrieron cuando ya estaban acostados y "de repente -y tal y como ha relatado un joven- nos tocaron el timbre para que bajáramos lo más rápido que pudiéramos; en pijama y zapatillas".

Incluso algunos vecinos, según ha matizado este joven, tuvieron que ser atendidos por varias ambulancias a consecuencia de la tensión vivida.

Las reacciones políticas a este atentado no se han hecho esperar y a lo largo del día partidos políticos, sindicatos como ELA o UGT e instituciones como el Gobierno Vasco o la Delegación del Gobierno en el País Vasco han mostrado su condena por esta acción, al tiempo que se han sucedido las peticiones a la desaparición de ETA.

Se trata de la segunda vez que la banda terrorista irrumpe en esta campaña electoral, ya que hace menos de una semana, el pasado sábado 23, ETA colocó una bomba compuesta por cinco kilos de cloratita en las instalaciones de un repetidor de televisión situado en la cima del monte Arnotegi, dentro del término municipal de Bilbao, que destrozó un robot de la Ertzaintza cuando estalló mientras manipulaba el artefacto.