Público
Público

ETA será más peligrosa cuanto más acosada esté, dice Rubalcaba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, declaró el martes que la detención del presunto número uno de ETA Aitzol Iriondo en Francia es un paso adelante, pero implica que la banda intentará responder y será más peligrosa cuanto más acorralada se vea.

"Estoy seguro de que ETA está trabajando para hacer alguna fechoría y por tanto siguen estando allí. Esto no se ha acabado, es más, uno tiene siempre la sensación de que cuanto más acosados estén más peligrosos se pueden volver", advirtió en una rueda de prensa en Granada.

El titular de Interior declaró que ETA va a intentar atentar de nuevo para demostrar que sigue activa, y lo hará lo antes posible.

Rubalcaba se felicitó por la operación e indicó que el coche en el que viajaban dos de los detenidos aportará muchos datos porque había tres armas, material informático (ordenadores y memorias USB), agendas, componentes electrónicos y dos mochilas.

huidos de los comandos desarticulados Cantabria y Vizcaya, respectivamente - cuando iban a un encuentro en la iglesia de Gerde, una población en el sur de Francia.

Horas más tarde fueron detenidos en Irún otros tres presuntos miembros de ETA, cuyas identidades no han transcendido aún, que habían escapado del cerco policial en Gerde.

Iriondo es presumiblemente el sustituto de Garikoitz Aspiazu Rubina, "Txeroki", que fue capturado en Francia el mes pasado, tras liderar los comandos de ETA desde 2003.

La operación se produjo menos de una semana después de que la banda armada matara a tiros al empresario vasco Ignacio Uría, de 71 años, en la localidad guipuzcoana de Azpeitia, el primer atentado tras la captura de 'Txeroki'.

Las autoridades creen que Iriondo o Txeroki serían los responsables de la muerte del empresario.

Además, la investigación que las autoridades francesas llevarán a cabo determinará quién de los dos participó en el atentado de la localidad francesa de Capbretón, en el que dos guardias civiles murieron tiroteados el 1 de diciembre de 2007.

En un primer momento la investigación apuntó a Iriondo, pero después dos presuntos etarras declararon tras su detención que Txeroki les había confesado su participación en los hechos.

La policía francesa va a realizar análisis genéticos para determinar la relación de Iriondo con Capbreton.