Público
Público

Etiquetas alerta alergenos en alimentos son importantes: estudio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Genevra Pittman

Si bien podría estar tentadoa ignorar en el supermercado esas etiquetas que dicen "hecho eninstalaciones que procesa (algo a lo que es alérgico)", unnuevo estudio sugiere que los productos con esas etiquetas sonlos que más suelen estar contaminados con maní, leche o huevo.

"Nuestro estudio destaca la necesidad que tienen losconsumidores alérgicos a ciertos alimentos a evitar losproductos con etiquetas recordatorias y que tienen un riesgopequeño, pero real", escribieron los autores del estudiopublicado en Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedadesestiman que el 2 por ciento de los adultos de Estados Unidos, yentre el 4 y el 8 por ciento de los niños sufren alergiasalimentarias, que causan unas 150 muertes por año.

Las alergias varían en la gravedad de las reacciones:algunas personas tienen una urticaria leve o picazón en lalengua cuando comen algo con el alergeno, mientras que otrasdejan de respirar y se desmayan.

Mientras que las empresas están obligadas a informarclaramente en la lista de ingredientes del producto si éstecontiene posibles alergenos, no existen normas especiales encuanto a si deben incluir leyendas como, por ejemplo, "Puedecontener restos de maní", en alimentos que no deberían incluiresos alergenos.

"Es algo así como una percepción personal sobre qué nivelde riesgo merece la advertencia. Ni siquiera se tomaríaconciencia en algunas empresas", dijo la doctora Lara Ford,alergista de la Escuela de Medicina Mount Sinai.

El equipo de Ford analizó 401 alimentos de las góndolas delsupermercado; desde mezclas horneadas hasta pastas.

En total, 228 alimentos tenían etiquetas para advertir alos consumidores de que podrían estar contaminados con maní,leche o huevo, mientras que otros alimentos similares no teníanetiquetas que incluyeran posibles alergenos.

El equipo analizó todos los productos para comprobar siestaban contaminados con alguno de los tres alergenos que cadauno podría contener.

El 5 por ciento de los alimentos con etiquetas deadvertencia tenía rastros de alergenos, comparado con el 2 porciento de los productos sin esas etiquetas. Cinco de 232productos analizados estaban contaminados con maní; 10 de 193,con leche y 4 de 174, con huevos.

Los niveles de contaminación más altos registrados fueron5,8 mg por porción para el maní; 7,3 mg por porción para laleche y 0,26 mg por porción para los huevos.

Dado que no existe información sobre qué nivel de restos deesos ingredientes son aptos para las personas alérgicas, elequipo desconocía la peligrosidad de los nivelesidentificados.

Los productos de las empresas más pequeñas tenían sieteveces más posibilidades de estar contaminados con alergenos quelos de compañías más grandes. Para Ford, los pequeñosproductores "estarían utilizando quizás los mismos equipos paraproducir distintos productos", lo que aumenta la probabilidadde contaminación.

Food Allergy Initiative, que recibe apoyo del InstitutoNacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EstadosUnidos, financió el estudio.

FUENTE: Journal of Allergy and Clinical Immunology,publicado online el 12 de julio del 2010