Público
Público

El etnógrafo Joaquín Díaz alerta del riesgo de aislamiento social de las nuevas tecnologías

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El etnógrafo Joaquín Díaz ha alertado hoy en Valladolid del riesgo que conlleva el uso indiscriminado de las nuevas tecnologías, no sólo en aspectos asociados al aislamiento social sino también en la pérdida de valores culturales vinculados al patrimonio inmaterial.

Díaz, durante una conferencia pronunciada en la Real Academia de Bellas Artes de la Purísima Concepción, ha comparado la moderna compra a través de internet con los pregones matinales de piñeros, cacharreros, traperos, lecheros y carteros "con que nos obsequiaba esa calle bulliciosa, que no ruidosa, de nuestra infancia".

"Probablemente, al individuo de nuestros días, que ya compra por internet y que sólo por curiosidad o esnobismo se acerca a los mercados, todos estos recuerdos le resulten tan ajenos como la cultura que representan", ha manifestado el ese estudioso de la tradición.

No obstante, ha advertido, "nada de lo que acontece en el campo de la tradición es superficial, ni mucho menos superfluo".

Ha recordado en este punto cómo las leyes antropológicas del lenguaje, "esas que unen la palabra a la acción, que identifican la voz con el gesto, sirven para marcar el camino del acercamiento entre individuos y facilitan su comunicación, de modo que "la pretensión de eliminar gratuitamente alguno de sus códigos puede provocar un desequilibrio".

A lo largo de su intervención, titulada "Patrimonio inmaterial en Valladolid", Díaz ha repasado los principales hábitos y costumbres de sus habitantes ligados al calendario religioso, que con el paso de los años ha fraguado en un conjunto de vivencias y conocimientos "que transmitían sentido e identidad" a la vida.

Las populares Vueltas de San Antón (17 de enero), las célebres Caminatas de San Nicolás (5 de febrero) y las tradicionales romerías de la Cruz (3 de mayo) y de San Isidro (15 de mayo) ha evocado quien también es director del Centro Etnográfico que lleva su nombre en Urueña (Valladolid).