Público
Público

La EU moderniza su plan para recuperar el bacalao

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Pesca de la Unión Europea acordaron el miércoles cambiar un plan destinado a recuperar los caladeros de bacalao, que en las aguas comunitarias están tan explotados que los científicos han advertido del peligro de extinción.

La UE ya acordó un plan de recuperación a largo plazo para el bacalao en 2004 pero, de las cuatro áreas que cubre, sólo uno ha experimentado una limitada recuperación.

Preocupada por las posibilidades de supervivencia del bacalao, ahora limitará la cantidad de pescado que puede extraerse del mar, basándose en un máximo de capturas, en lugar de un limitación del bacalao permitido.

La UE espera que este cambio ayude a reducir la cantidad de bacalao que se pesca junto con otros ejemplares y se devuelve al mar prácticamente muerto. El propósito es lograr recortes graduales en las "extracciones de peces", usando estos objetivos como base para las cuotas anuales.

"Hemos podido lograr un acuerdo político por unanimidad, haciendo cambios positivos en la forma en que gestionamos los caladeros", dijo el comisario de Pesca de la UE, Joe Borg, en rueda de prensa. "Es una mejora significativa frente al primer plan de recuperación".

Los ministros debilitaron algunas de sus propuestas, alterando los niveles de "primera captura" para permitir que pueda extraerse más bacalao del mar. También accedieron a establecer un techo del 20 por ciento en el incremento de las capturas de un año para otro, mientras que Borg quería que ese aumento máximo fuera del 15 por ciento.

como en 2004 - el mar del Norte, el mar de Irlanda, el oeste de Escocia, el este del Canal, Kattegat y Skaggerak.

RIESGO DE EXTINCIÓN

Durante años, los científicos han dicho que el bacalao está tan sobreexplotado en las aguas europeas que corre el riesgo de extinguirse. Su consejo para 2008, por ejemplo, fue que los pescadores recortaran sus capturas a menos de la mitad del volumen de 2006.

Sin embargo, los ministros de la UE diluyeron el recorte propuesto en las cuotas del año pasado, dejándolo en apenas un 18 por ciento, y elevaron la cuota final en un 11 por ciento en el mar del Norte, enfadando a los grupos ecologistas que eran contrarios a cualquier incremento mientras la recuperación del bacalao siga tan precaria.

Los ministros también cambiaron las normas que limitan el número de días en los que los pescadores puedan faenar, basándose en grupos de barcos que usan los mismos aparejos, junto con el tamaño de los motores.

"Establece un precedente importante para la conservación.. y una dirección hacia donde puede progresar en el futuro la Política Común de Pesca", dijo un diplomático de la UE.