Publicado: 09.10.2013 10:05 |Actualizado: 09.10.2013 10:05

Los eufemismos de Montoro: "Los salarios no bajan, crecen moderadamente"

El ministro de Hacienda se empeña en llevar la contraria a todos, incluso a Rajoy. Asegura que es "compatible" moderar sueldos y ganar poder adquisitivo. Después matiza sus declaraciones y asegura que se refería a los sal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sabido es que, como reza el dicho, todo es del color del cristal con que se mira. El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, debe mirar la realidad a traves de un cristal distinto al de los demás, incluido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Mientras todos los expertos, economistas, servicios de estudios y estadísticas varias señalan que los salarios en España están bajando —incluso Rajoy lo reconoció el otro día—, Montoro ve justo lo contrario: "Los salarios no están bajando en España, están creciendo moderadamente".

Esa fue la respuesta del ministro de Hacienda a una pregunta del diputado de la Izquierda Plural y coordinador general de IU, Cayo Lara. Con su habitual displicencia, Montoro se envalentonó con Lara: "Los salarios han moderado su crecimiento. Es que no es lo mismo, pero si quiere se lo explico con una pizarra, incluso electrónica, cuando quiera. No es lo mismo caer que moderar el crecimiento".

Acto seguido, el titular de Hacienda subrayó que el "excesivo" crecimiento que experimentaron los salarios a comienzo de la crisis provocó que se destruyera mucho empleo en España. Ahora, en 2013, los salarios están creciendo "moderadamente" y además lo están haciendo en un año en el que la inflación podría acabar el ejercicio por debajo del 1%, recalcó Montoro.

Así, Montoro defendió que es "compatible" moderar salarios y ganar poder adquisitivo y destacó que, gracias a esa moderación, "se están abriendo las puertas" a la recuperación económica. En este sentido, Montoro alabó el comportamiento de los sindicatos en la negociación colectiva a la hora de fijar los incrementos salariales de los trabajadores.

Por su parte, Cayo Lara instó a Montoro que "se ponga de acuerdo" con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que en Japón reclamó inversores para España "porque los salarios están bajando", un argumento que, según el diputado de izquierdas, es "pobre y humillante".

En contra de lo dicho por Montoro, Lara insistió en que los salarios sí están bajando, al tiempo que recordó que el Gobierno ha congelado de nuevo el sueldo de los empleados públicos y que las pensiones sólo subirán un 0,25% en 2014, lo que implicará una "bajada real" del poder adquisitivo de los pensionistas y más empobrecimiento para los trabajadores.

Montoro respondió a las palabras de Lara con cierto desprecio y mucha mala educación: "Una cosa es bajar y otra moderar el crecimiento. Moderación es lo que necesita usted, señor Lara".

Más tarde, una vez terminada la sesión de control, en los pasillos Montoro se vio obligado a matizar sus palabras y dijo que los que suben son los salarios pactados en convenio colectivo. Precisó el ministro que se refería a la estadística de convenios colectivos del Ministerio de Empleo actualizada hoy y según la cual la subida salarial media pactada en los convenios revisados o firmados hasta septiembre fue del 0,56%.

Según los datos de Empleo, hasta septiembre los convenios colectivos amparaban a 3.719.100 trabajadores, lo que supone el 22,1% del total de ocupados (16.783.000) conforme a los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). Además de a las cifras de Empleo, Montoro ha hecho referencia a los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) que "traducen esa evolución de salarios en relación con el número de personas que están trabajando", por lo que es "lógico" que refleje una bajada de la masa salarial, aunque ha señalado que la diferencia es de "décimas".

Según la última encuesta de coste laboral del INE, el coste salarial ordinario (si se excluyen los pagos extraordinarios y atrasados) fue de 1.633,35 euros por trabajador en el segundo trimestre, el 0,2% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Añadió que si los sueldos se han moderado en España ha sido gracias a la reforma laboral y a la negociación colectiva, y ha alabado el esfuerzo de patronal y sindicatos para llegar a un acuerdo en 2012 que ha permitido la contención salarial.

El ministro dejó otra perla, este vez en respuesta al diputado del PSOE, Pedro Saura. Dijo Montoro los esfuerzos que en lo que va de legislatura se ha pedido a los españoles, y que se mantienen en 2014 en función del proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), "valen la pena" porque son los que "están acortando la crisis".

"Los esfuerzos que valen la pena son recompensados; los que no incorporan reformas auténticas son baldíos".  El ministro reconoció que las cuentas del próximo año son, "en efecto, rigurosos y de austeridad" pero insistió o en que estos esfuerzos son los que "hacen que este tercer trimestre, comparado con el anterior, sea de recupeación económica". "Por tanto, se está viendo un camino de esperanza para finalizar la crisis. Los Presupuestos incorporan esfuerzos pero son esfuerzos para acortar el tiempo de la crisis y volver cuanto antes a la creación de empleo", añadió Montoro.