Público
Público

Euforia en Bolsa ante los aparentes avances sobre Grecia

La fuerte demanda en la subasta de deuda española no evita la subida de los tipos de interés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los augurios de crash bursátil del trader de La City londinense Alessio Rastani que tanto impactaron en las redes sociales este martes tuvieron poco eco en las decisiones de sus colegas. Frente a la recomendación de posicionarse a la baja para aprovechar la debacle que se avecina, hoy las compras se adueñaron del mercado de renta variable y llevaron a los índices a registrar una de las mayores subidas del año.

En el caso del mercado español, la subida superó el 4,03%, en su tercera mejor sesión del año, hasta los 8.531 puntos. Aún así, el mercado español fue el menos alcista de toda Europa. Las mayores subidas se registraron en las bolsas de París y Fráncfort, un 5,74 y un 5,29%, respectivamente. Y es que la banca de ambos países, la que mayor exposición tiene a la deuda pública griega, protagonizó un espectacular rally. La idea de no tener que asumir un impago desordenado de Grecia disparó un 16,81% las acciones del banco francés Société Générale, más de un 14% las de BNP Paribas y un 12,62% las del alemán Deustche Bank.

Detrás de esta euforia estaba el anuncio de que la troika volverá a Atenas esta misma semana y la suposición de que, tras esta visita, se desbloqueará el sexto tramo del primer rescate. 'Considerando que hasta hace unos días prácticamente sólo se contemplaba una hecatombe, el hecho de que, de momento, no sea así y Grecia vaya a tener el dinero a corto plazo que necesita ya es excusa suficiente para volver a comprar, sobre todo tras las excesivas caídas de los últimos días', explica Ricardo Sánchez-Seco, gestor en Gestiohna.

Esa confianza en que Europa al final tendrá el salvavidas financiero que necesita, también tuvo su reflejo en el mercado de deuda. España e Italia compitieron por captar dinero y los inversores acudieron a ambas con muchas menos reticencias de lo que esperaban los analistas.

El Tesoro español cumplió su objetivo al colocar 3.225 millones de euros en letras a tres y seis meses tras registrar una demanda superior a los 10.380 millones de euros. Lo que no pudo evitar fue la subida del tipo de interés. Por las letras a tres meses España pagó un 1,749%, frente al 1,388% de la subasta anterior, y, en las letras a seis meses, la rentabilidad subió al 2,73%, desde el 2,219 % que se había pagado el 23 de agosto.

Menos atractivo generaron los bonos a dos años que subastó Italia. El Tesoro transalpino sólo pudo colocar 11.000 de los 14.500 millones que tenía como objetivo. En cualquier caso, las primas de riesgo de ambos países se redujeron hasta 308 puntos la española y hasta 363 puntos la italiana.