Público
Público

Eugenio Mira construye un triángulo amoroso en "Agnosia", un thriller de época

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cineasta alicantino Eugenio Mira construye un triángulo amoroso en una trama de thriller de época en su última película "Agnosia", que hoy ha presentado en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Sitges.

Eugenio Mira, que ya estuvo en Sitges con su ópera prima, "The Birthday", en 2004, acepta que se califique su filme de "extraño", por la dificultad de catalogarlo, y revela que "la primera imagen que había del guión era el final, a partir del cual se fue construyendo toda la historia".

Con un inicio trepidante, "Agnosia", que ha recibido una respuesta dividida por parte de la crítica y del público, comienza con la demostración que hace un industrial de un nuevo teleobjetivo para fusiles, en una jornada en la que la hija de éste, Joana, sufre un ataque que la deja casi ciega, padece la enfermedad de la agnosia, la incapacidad para reconocer estímulos previamente aprendidos o para aprender nuevos estímulos.

La enfermedad es, según el director, "un pretexto para todos los que quieren obtener algún provecho sin salir damnificados del intento, el mismo pretexto que proponía Hitchcock en 'Vértigo'".

El autor del guión, Antonio Trashorras no ha querido decir qué influencias literarias o cinematográficas tenía en mente al escribir la historia, pero sabían que no querían hacer "una película a lo Christopher Nolan, porque 'Agnosia' es hija de los años 70 para atrás y no del cine de los 90 o los 2000".

Años después, Joana (Bárbara Goenaga) está prometida al brazo derecho del industrial, Carles (Eduardo Noriega), que, junto con un criado de la casa (Félix Gómez) se verán envueltos en un complot para hacerse a toda costa con la fórmula del famoso teleobjetivo.

El hecho de que ese triángulo amoroso sea muy improbable, "esa incredulidad es lo que hace que la trama desencadene en una tragedia, con un amor imposible", subraya Noriega.

Para Noriega, "la primera parte de la película parece clásica, incluso en la música, pero hay un momento determinado en el que llega el caos a esta historia que parece casi un cuento gótico: al inicio vemos a un niña y al final vemos a una princesa presa en un castillo".

Según el autor, la mezcolanza de géneros, el thriller y la historia romántica, ayuda a que el público vea "Agnosia" como una rareza.

Sobre los elogios que están recibiendo fuera de España la nueva generación de jóvenes cineastas a la que pertenece Mira, el director alicantino considera que quizá todos tienen en común que rellenan un hueco en la cambiante industria cinematográfica española.

Una generación, añade, que sigue los pasos de Alex de la Iglesia, Urbizu o Julio Medem, y a la que pertenecen Jaume Balagueró, José Antonio Bayona, Alejandro Amenábar o el propio Mira.

Eduardo Noriega percibe que "desde los años 90, en España se hace género, suspense y terror y con vocación comercial, con intención de conectar con un público mayoritario, y ya no se hace el cine de terror minoritario y cutre que se producía hace décadas".

"No tenemos todavía perspectiva histórica -confiesa Mira-, y sólo el tiempo dirá si merecemos los elogios que llegan desde fuera" y ha recordado lo que pasó con el spaguetti-western y el cine de Sergio Leone, "entonces infravalorado y hoy día situado en las páginas de honor de las enciclopedias del cine".

Según Filmax, desde su presentación en Cannes, la película se ha vendido ya en casi toda Europa, también en Latinoamérica, con México y Brasil a la cabeza, y prácticamente sólo queda colocarla en los mercados norteamericano y japonés, que la productora espera poder cerrar en el próximo American Film Maker.

En España, la película de Eugenio Mira se estrenará el próximo 5 de noviembre y saldrá con más de 200 copias inicialmente.