Público
Público

El euríbor baja en noviembre pero subirá las hipotecas 430 euros al año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El euríbor a doce meses bajará este mes al 2,04 %, su cuarta media mensual más baja del año pero, pese a eso, encarecerá las hipotecas contratadas hace un año que se revisen en diciembre en algo más de 400 euros al mes.

En noviembre de 2010 el euríbor se situó en el 1,541 %, casi medio punto porcentual por debajo del nivel con el que cerrará este mes, de modo que una hipoteca contratada hace un año, por un importe medio de 150.000 euros, con un plazo de amortización de 25 años que se revise en diciembre experimentará una subida de 36 euros mensuales, algo más de 430 al año.

El indicador, el más utilizado para el cálculo de hipotecas, emprendió este año una racha moderadamente alcista en línea con las alzas de tipos de interés que ha aprobado el Banco Central Europeo (BCE), ya que suele subir o bajar en función de las subidas o bajadas de tipos en la zona del euro.

El BCE ha aprobado este año dos subidas de tipos, ambas de un cuarto de punto, la primera de ellas en abril y la segunda en julio, que dejaron entonces la tasa en el 1,5 %.

Tras alcanzar en mayo su tasa mensual más alta del año (2,147 %) el indicador ha alternado desde entonces subidas y bajadas y se ha mantenido relativamente estable en torno al 2 %, aunque durante todo el año las cuotas de las hipotecas han subido, si bien no en la misma medida todos los meses.

En enero la subida anual era de aproximadamente 260 euros, casi la cuarta parte de los más de 900 euros de subida que padecieron los que renovaron sus hipotecas con el indicador de mayo.

La anunciada tercera subida de tipos de interés que el BCE pretendía aprobar en el último trimestre del año se ha visto truncada por el cambio en las perspectivas económicas de la zona del euro, donde preocupa menos la inflación que la evidente desaceleración y la posibilidad de que Europa entre en recesión.

La corrección del mandato del BCE se hacía evidente sólo dos días después de la toma de posesión de su nuevo presidente, Mario Drgahi, que sustituía a Jean Claude Trichet el 1 de noviembre y el jueves 3 recortaba los tipos de interés en la zona del euro hasta el 1,25 %.

La rebaja desbarataba las previsiones sobre el euríbor de la mayoría de los analistas, que situaban el indicador en torno al 2,5 % en el último trimestre del año.

Tras anunciar la primera bajada de tipos de interés en dos años y medio, desde mayo de 2009, Draghi justificó la decisión por las tensiones actuales en los mercados financieros, que van a lastrar el crecimiento económico de la zona del euro.