Público
Público

El Euribor de septiembre elevará las hipotecas más de 650 euros al año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Euribor, el temido indicador con el que se calculan la gran mayoría de las hipotecas en España, terminará septiembre en torno a los niveles máximos de su historia, lo que incrementará de media la cuota de las hipotecas suscritas hace un año en más de 650 euros.

En septiembre de 2007 y según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el importe medio de una hipoteca para vivienda era de 147.155 euros y, para esa cantidad, con un plazo de amortización de 25 años y un tipo de interés del 4,725 por ciento, la cuota representaba 836,84 euros al mes, es decir, 10.042 euros anuales.

Si revisamos esa misma hipoteca con los datos provisionales de septiembre de 2008, la cuota se elevará hasta los 892,27 euros mensuales, 10.707,24 euros al año.

Cuando faltan dos días para que termine septiembre, la media mensual supera ya el 5,37 por ciento, y en los dos días restantes es probable que el indicador, que pronto cumplirá diez años de historia, suba aún algunas décimas, con lo que podría superar el máximo histórico que alcanzó en julio de este año en el 5,393 por ciento.

En los últimos doce meses el indicador marcó su nivel más bajo el 23 de enero, en el 4,287 por ciento, para comenzar en febrero una racha alcista que le permitió alcanzar su máximo histórico en julio.

En agosto, el indicador moderó su rumbo al alza de los cinco meses precedentes y retrocedió hasta el 5,323 por ciento.

Hace un año, en septiembre de 2007, el Euribor marcaba el 4,725 por ciento, casi seis décimas menos de la probable media de este mes.

El Euribor, acrónimo de "Europe Interbank Offered Rate", tipo europeo de oferta interbancaria, es al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro, y su valor se calcula mediante la media de los precios de los 64 principales bancos europeos.

Aunque suele subir cuando el Banco Central Europeo (BCE) tiene previsto subir -o los mercados entienden que puede ser así- los tipos de interés en la Eurozona, actualmente su trayectoria está ligada a la desconfianza que reina en los mercados financieros.

Hace apenas dos meses expertos y analistas coincidían en señalar que, si se moderaba el precio de materias primas como el petróleo, el Euribor podría terminar el año en torno al 5,10 o 5,20 por ciento.

Sin embargo, las tensiones en el mercado interbancario han minimizado los efectos del recorte que efectivamente se ha producido en el precio del crudo, que en el caso del barril de brent, de referencia en Europa, ha pasado de superar los 145 dólares en julio a rondar los 100 dólares en septiembre.

Las recientes y multimillonarias inyecciones de capital lanzadas a los mercados por los principales bancos centrales del mundo no han logrado tranquilizar a las entidades financieras, que desconfían unas de otras y han elevado sus tasas de intercambio.

Algunos de los analistas consultados por EFE indican que bastaría una insinuación, por parte del presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, sobre una posible bajada de tipos en la zona del euro para que el Euribor recuperara los niveles de principios de año, cuando no rebasaba el 5 por ciento.

Sin embargo, no es probable que esto ocurra, ya que hace apenas unos días Trichet insistía en que la entidad monetaria europea debe permanecer fiel a su objetivo de salvaguardar la estabilidad de precios y luchar contra la inflación.