Público
Público

"El euro igualará al dólar como moneda de reserva"

Entrevista a Vicente Pallardó, director del Observatorio Internacional de la Universidad de Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 El director del Observatorio de Coyuntura Económica Internacional de la Universidad de Valencia, Vicente Pallardó, asegura que la pérdida del peso del dólar beneficiará al euro. 'Ya está ocurriendo en algunos mercados, como el ruso', sostiene. El cambio llegará de forma muy lenta, ya que el dólar sigue dominando el comercio mundial y está respaldado por los mercados financieros.

La recuperación en Europa será a dos velocidades. Va a ser una recuperación débil

¿Cómo evolucionará el tipo de cambio euro-dólar a corto plazo?

A corto plazo sería fácil entender que el dólar podría recuperarse por la salida de EEUU de la crisis. Pero las economías europeas están también mostrando mayor fortaleza de lo esperado. Aún así, existen dudas sobre ambas economías, que parecen ser mayores sobre la sostenibilidad de la política fiscal y monetaria de EEUU que en la zona del euro en conjunto. Eso empuja el euro al alza.

¿Europa está sorprendiendo al mundo?

El euro puede superar al dólar igual que Airbus ha pasado por delante de Boeing

Alemania, gran potencia exportadora, ha sido capaz de recuperarse muy rápido. Sin embargo, Europa no puede sostenerse sólo por las exportaciones, que son un alivio sólo a corto plazo. Si la demanda interna no se recupera, la salida de la crisis será débil.

Otros países, entre ellos España, destacan por el aumento de su deuda. ¿Dificultará el trabajo al conjunto de la zona euro?

Puede producirse una recuperación a dos velocidades. A Alemania y Francia le seguirán un segundo grupo de países, con más deuda y desempleo, en los que costará más reanimar el consumo, como es el caso de España. El resultado global en Europa va a ser una recuperación con datos positivos y algún estancamiento o décima negativa en 2010, como dice el Banco Central Europeo, debido a esta diferencia de base entre países. En definitiva, va a ser una recuperación débil.

Dudo de que la Fed pueda revertir las medidas expansivas a tiempo y sin costes

Entonces, ¿el euro puede verse lastrado?

La economía doméstica de EEUU también está muy endeudada. Además, el dólar está ejerciendo menor papel como refugio y eso lo debilita. También cabe señalar que países como China no permiten que su moneda se aprecie y eso conlleva una apreciación añadida del euro, lo que preocupa en Europa.

¿El precio del petróleo u otros factores externos pueden modificar estas previsiones?

Por el mismo motivo, mientras no se aclare la evolución económica, el petróleo se mantendrá entre los 60 y los 80 dólares. Durante los próximos trimestres, se mantendrá la incertidumbre sobre la salida de la crisis en las dos economías y, si no hay noticias, nada variará.

¿Se ha acabado el loco periodo de volatilidad?

La explosión de pesimismo del primer trimestre que lo hundió todo, los brotes verdes que se preveía que íbamos a ver todo eso ha concluido. Ahora se está trabajando, con ciertas vacilaciones, para solucionar los problemas.

Como ha apuntado, ha resurgido el debate que cuestiona el dólar como divisa de reserva.

El rol del dólar en el comercio y como divisa de reserva es superior al peso de la economía de EEUU. Eso debe equilibrarse. El euro asumirá un mayor papel como moneda de reserva. En algunos mercados, como la emisión de bonos nuevos (no los que se renuevan), el euro ya está a la par con el dólar. Es una tendencia en un proceso que tarda años en producirse.

¿Qué opina de los expertos que apuestan por el yuan como moneda alternativa?

Me sorprende mucho. Las monedas que jugarán un papel importante serán las de mercados financieros desarrollados, con liquidez, de áreas económicas abiertas donde se puede invertir libremente. El yuan no cumple los requisitos. Me parecería más normal que con el tiempo apareciera una nueva moneda asiática, que aún no existe, que integrarían Japón, India y China, al estilo del euro. Pero hasta que eso suceda, falta mucho tiempo. Mientras, el euro va ganando terreno y ya ha desbancado a la libra.

Los países BRIC (Brasil, Rusia, India y China) ponen en duda el protagonismo del dólar y proponen crear una nueva moneda ligada al FMI. ¿Qué opinión le merece?

No creo en una moneda artificial. Una divisa debe tener un área económica de referencia. Los BRIC, sin embargo, lanzan un buen mensaje, una crítica al dólar, que sin duda concede beneficios históricos a EEUU porque permite a su economía endeudarse de forma barata.

Defiende que el euro puede sustituir al dólar como divisa de reserva.

El euro puede llegar a ocupar la primera posición, de la misma forma que Airbus ha pasado por delante de Boeing, sin que la segunda desaparezca. La existencia de dos divisas fuertes dará más estabilidad al mercado internacional. El euro es la primera potencia comercial del mundo; cuenta con una economía desarrollada y una autoridad monetaria, el BCE, con una credibilidad absoluta. Además, el euro va a seguir creciendo con la incorporación de nuevos países. Cuenta con unas bases que no tienen ni el yuan ni el yen ni el rublo ni el real.

¿De cuánto tiempo hablamos?

Es un proceso que ya está en marcha. No se logrará en diez años, pero tampoco serán necesarios muchos más.

¿La crisis está acelerando el proceso?

El BCE está haciendo mejor trabajo que la Reserva Federal de Estados Unidos, y eso puede hacer ganar posiciones al euro respecto al dólar. La Fed ha llevado a cabo medidas demasiado arriesgadas. Su política expansiva puede provocar inflación a medio plazo y nuevas burbujas, como la que nos ha conducido a la situación actual. Asegura que podrá revertir las medidas que ha tomado a tiempo sin costes, pero tengo serias dudas al respecto.

Un poco de ciencia ficción: ¿qué orden ocuparán las principales divisas en 50 años?

El dólar y el euro estarán a la misma altura como monedas de referencia. Es factible que Asia (con China, India y Japón) promueva una moneda común que estará también al mismo nivel que las dos divisas anteriores.