Publicado: 11.11.2014 17:05 |Actualizado: 11.11.2014 17:05

La Eurocámara debatirá sin Juncker sobre el escándalo de las ayudas fiscales a multinacionales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grandes grupos del Parlamento Europeo, conservadores (PPE), socialdemócratas (S&D) y liberales (ALDE), han pactado que se celebre un debate sobre el caso "LuxLeaks" en el que se traten los acuerdos secretos de empresas en Luxemburgo sin la presencia del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

En lugar del presidente de la CE, que hasta el domingo participa en la cumbre del G-20 en Brisbane (Australia), se pedirá la comparecencia ante la Eurocámara de los comisarios de Competencia, la danesa Margrethe Vestager, y de Asuntos Económicos, el francés Pierre Moscovici. Los ecologistas (Verdes) y el grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL), así como en un primer momento los liberales (ALDE), pedían que el debate fuera con el propio Juncker, quien era primer ministro de Luxemburgo cuando se dieron los acuerdos secretos con empresas cuya legalidad investiga el propio Ejecutivo comunitario.

El grupo de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) es el que ha ido más allá en su rechazo al caso "LuxLeaks" y la relación del mismo con el propio Juncker. Ese grupo inició este martes la recogida de firmas para presentar una moción de censura contra el luxemburgués.

La portavoz de IU (que en el Parlamento europeo pertenece como Podemos y Bildu a la GUE/NGL), Marina Albiol, se mostraba confiada de que conseguirán recoger en las próximas horas las 76 firmas necesarias para la presentación de la moción de censura. "Nunca debería haberse elegido presidente de la CE a un hombre que estaba al frente de Luxemburgo y que quiere convertir a la UE en un gran paraíso fiscal. Nunca debería haber sido elegido", señaló Albiol. La eurodiputada llamó a los miembros del PSOE en la Eurocámara a sumarse a las firmas "y demostrar de qué lado están".

La opción de la moción de censura cuenta con escasas posibilidades de salir adelante si finalmente es presentada, pues debe ser aprobada por mayoría de dos tercios de los votos emitidos que representen, a su vez, la mayoría de los eurodiputados que integran el Parlamento, según indica el reglamento de la Eurocámara.

Los acuerdos secretos fiscales entre Luxemburgo y casi 340 multinacionales, entre ellos Pepsi, IKEA, AIG, Coach o Deutsche Bank, revelados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) han recibido el apelativo de los medios de "LuxLeaks".

El caso afectó a Juncker en su primera semana en el cargo, pero el líder del Ejecutivo se ha distanciado del caso y traspasado la responsabilidad de la investigación a la comisaria de Competencia, la danesa Margrethe Vestager. La portavoz comunitaria Mina Andreeva dijo este martes que aunque Juncker esté en Australia, está "en permanente contacto" con el Parlamento europeo.



http://www.quoners.es/q/lobbies