Publicado: 07.06.2011 08:20 |Actualizado: 07.06.2011 08:20

La Eurocámara propone acabar con el oligopolio de las firmas de rating

La institución pide una agencia europea para evitar la inestabilidad que condujo al rescate de Grecia, Irlanda o Portugal. Algunos gobiernos, entre ellos el de España, se oponen a su creación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una Unión Europea en la que se confía ciegamente en el poder del mercado para neutralizar los errores de la gestión económica no puede oponerse a ensanchar un poco más la libre competencia. Tomando como base esa idea, plasmada en forma de resolución parlamentaria, la Eurocámara tiene previsto proponer hoy la creación de una red europea de agencias de calificación de riesgos.

El informe ha sido redactado por el liberal alemán Wolf Klinz y exige "el establecimiento de una Fundación Europea de Calificación de Riesgos plenamente independiente" que acabe con el oligopolio de tres empresas que dominan el mercado: Moody's, Standard & Poor's y Fitch. Las tres tienen sede en Nueva York y las tres han demostrado, según el criterio de la Eurocámara y también de la Comisión, haber empujado hacia el abismo a Grecia, Portugal e Irlanda con análisis basados más en su propia estrategia empresarial que en información sólida.

El Parlamento Europeo propondrá la entrada de competidores

El informe, que ha sido consensuado por los grupos mayoritarios, salvo sorpresa, será aprobado y marcará las líneas rojas de la institución, que en otoño deberá negociar con los 27 gobiernos una nueva reforma del sector. El documento arremete contra los tres grandes actores en el mercado por tener una influencia "significativa en la gestación de la crisis financiera con notas incorrectas" para algunos productos especulativos, como los paquetes de hipotecas basura, "que deberían haber sido rebajados una media de tres escalones", recuerda. No ocurrió así, y la crisis estalló sorprendiendo a bancos de todo el mundo, que creían haber comprado productos muy rentables cuando en realidad eran tóxicos.

Una vez combatida, la crisis financiera se transformó en una pérdida de credibilidad de algunos Estados europeos, que sufrieron continuas rebajas en la nota de su deuda mientras tomaban medidas para reducir su déficit y garantizar la devolución de lo adeudado. En otro informe que el pleno de la Eurocámara pretende votar el mes que viene, los diputados responsabilizan a las tres agencias de desencadenar la espiral de inestabilidad que desembocó en los rescates de Irlanda, Grecia y Portugal. "Tras la rebaja en la nota de Grecia, Irlanda y Portugal ha habido un efecto contagio a toda la zona euro" al que siguió un "comportamiento especulativo" y reacio a la inversión en deuda soberana.

Según el informe, que firma la socialista francesa Pervenche Beres, rebajas de la nota injustificadas "hicieron inaccesible" la refinanciación para esos gobiernos, "desembocando en la ayuda financiera" de la UE y el FMI.

Europa busca una fórmula de rescate griego que satisfaga a las agencias

Ante esta situación, la Eurocámara propone crear por una parte una gran fundación europea, que debería ser "plenamente autónoma" respecto a los gobiernos y financiada en los primeros años por el sector financiero. Además, el informe pide la creación de agencias de calificación nacionales que se ocupen de los análisis detallados y se alíen "para competir con las agencias actuales a nivel internacional". Según el Parlamento Europeo, la calificación debe comenzar por la transparencia de los bancos centrales y el BCE, que deberán reforzar sus propios exámenes y hacerlos públicos para ofrecer al inversor información fiable.

La Eurocámara defenderá la entrada de nuevos competidores en otoño, cuando la Comisión presente su nueva propuesta para domesticar al sector. Sin embargo, la posición de los parlamentarios chocará con la de los gobiernos, incluido el de España, que rechazan por el momento crear agencias de calificación europeas argumentando que no serían creíbles.

En vista del poder que pueden tener las agencias durante el diseño del segundo rescate de Grecia, la eurozona y el Banco Central Europeo (BCE) buscan una fórmula que las satisfaga y que no se interprete como una quiebra, declaró el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, según Ep. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, volvió a recordar que se opone a la reestructuración si implica quita.

Ayer, Moody's advirtió a la Generalitat de Catalunya de que no cumplir con el límite de gasto es un "desafío al Gobierno central" y una decisión "negativa para el crédito en la región y en España". El president Artur Mas acusó a la agencia de crear "alarmas innecesarias".

El ex primer ministro conservador islandés Geeir H. Haarde afronta desde hoy un juicio en el que está acusado de negligencia grave durante su mandato, en el que se produjo el colapso bancario de su país en octubre de 2008. El encargado de estudiar el caso será el Landsdómur, un tribunal especial creado para procesos que afecten a miembros del Gobierno y que nunca había actuado en los casi 67 años de independencia de esta isla.

La imputación de Haarde, de 60 años, fue posible porque el Althingi (Parlamento islandés) así lo decidió en septiembre pasado por 33 votos a favor y 30 en contra, siguiendo la recomendación del informe que había realizado anteriormente la comisión investigadora creada para determinar las responsabilidades en la crisis. Aunque hoy es el día para confirmar la acusación, medios islandeses consideran probable que el juicio en sí no comience hasta después del verano, ya que el tribunal concederá a Haarde un plazo para presentar objeciones. En el auto de acusación preliminar, el fiscal pide una condena para el ex primer ministro por violar la ley sobre responsabilidad de los ministros al desoír las advertencias que recibió sobre una inminente crisis de los principales bancos islandeses.