Público
Público

La Eurocopa da la gloria a España en fútbol en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Martyn Herman

La selección española de fútbol finalmente alcanzó la gloria esta año con el triunfo en la Eurocopa, en la que hizo un despliegue de fútbol atractivo y ofensivo.

En el fútbol de clubes, el Manchester United se coronó campeón de la Liga de Campeones en una lluviosa final en Moscú en la que la imagen más recordada es la del capitán del Chelsea, John Terry, llorando tras fallar su penalti en la tanda que decidió el partido.

España, dirigida por Luis Aragonés, acabó con su reputación de favorita que no pasa de cuartos y se alzó merecidamente con la Eurocopa en la final del torneo contra Alemania en Viena.

Fernando Torres anotó el único gol del partido, un tanto exquisito que resumió el énfasis del equipo en un juego rápido, progresivo y atractivo para los espectadores.

De este modo, se ponía fin a 44 años de sequía en un país que tiene a dos de los mejores clubes del mundo y que ha dado grandes jugadores.

Como no podía ser menos, nueve integrantes de la selección fueron incluidos en el equipo del torneo por parte de la UEFA, aunque pocos habrían protestado si hubiesen sido los 11, y Xavi Hernández fue elegido el mejor hombre del torneo.

En las ligas europeas, Real Madrid, Inter de Milán, Manchester United y Olympique de Lyon retuvieron sus títulos, mientras el Bayern de Múnich recuperó la primacía en Alemania sumando su vigésimo primera Bundesliga, después de haber quedado fuera de la Champions esa temporada.

CRISTIANO RONALDO, BALÓN DE ORO

El portugués del Manchester United Cristiano Ronaldo ha sido la estrella del año, con los 42 goles que marco la Liga pasada, y se llevó recientemente el Balón de Oro.

Su equipo derrotó al Chelsea en la final de la Champions, que terminó 1-1 al final de la prórroga.

Michael Ballack, Juliano Belletti, Frank Lampard y Ashley Cole marcaron sus penaltis para los 'blues' en el estadio Luzhniki de la capital rusa. Petr Cech paró el lanzamiento de Cristiano Ronaldo, y Terry tenía el destino en sus pies.

Sin embargo, el capitán y líder del Chelsea, que jugó pese a haberse dislocado el hombro la semana anterior, resbaló en la hierba empapada y su lanzamiento. El fallo posterior de Nicolas Anelka que selló el triunfo del United fue casi irrelevante con las lágrimas de Terry llegando a los televisores de todo el mundo.

Fue un momento que ilustró la fina línea entre la gloria y el fracaso que pisan los deportistas de élite.

Además de la Eurocopa de Austria y Suiza, se disputó también la Copa de África en Ghana, en la que se pudo ver un fútbol de gran calidad, comparable al que se ve en otros continentes, con 99 goles en 32 partidos.

Egipto defendió su corona con éxito, batiendo 1-0 a Camerún en la final y proclamándose campeones por sexta vez.

La competición de clubes de América, la Copa Libertadores, tuvo un inesperado campeón, los ecuatorianos de Liga Deportiva Universitaria, que derrotaron a los brasileños del Fluminense en los penaltis y lograron el primer título para su país en la prestigiosa competición.