Público
Público

El Eurogrupo aplaza el debate del plan de Merkel

El fondo de rescate permanente de 2013 estará dotado con 500.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ante la total falta de consenso, el Eurogrupo decidió ayer pasar de puntillas por el plan de competitividad propuesto por Angela Merkel. La canciller había exigido en la última cumbre de la UE importantes condiciones para reforzar el fondo de apoyo al euro, que afectan al poder adquisitivo de los trabajadores o su jubilación. Pese a la premura de Merkel, que quiere decisiones en menos de un mes, los ministros del euro se centraron en otras prioridades. 'No hemos discutido en detalle el asunto', aseguró Jean Claude Juncker, presidente del Eurogrupo y jefe del Gobierno luxemburgués.

Antes de la reunión, varios países se mostraron escépticos en cuanto al plan. 'Hay que estudiar el valor añadido del pacto', dijo Juncker. 'Debemos decidir si necesitamos nuevos instrumentos o llega con los actuales', añadió. 'No creo que la vía franco-alemana sea la mejor', aseguró Jirki Katainen, ministro finlandés, quien pidió 'implementar' las reformas ya en estudio antes de discutir otras nuevas.

Para la vicepresidenta económica, Elena Salgado, es 'un debate que hay que centrar' y sobre el que todavía 'hay mucho por discutir'. La vicepresidenta recordó que en cuanto a la evolución de los sueldos, España ya tiene en cuenta 'la productividad a la hora de fijar los salarios' y también el IPC. Para ella, más que crear una cláusula legal estricta, la zona euro necesita 'flexibilidad dentro de cada empresa para atender a la situación económica y a las circunstancias'. En este sentido, los sindicatos se volvieron a pronunciar ayer sobre la vinculación de salarios y productividad. Los secretarios de Acción Sindical de UGT y CCOO, Toni Ferrer y Ramón Górriz, dijeron que esa propuesta no está dentro de las negociaciones con la patronal para reformar la negociación colectiva.

La zona euro sí acordó dotar al fondo permanente de apoyo al euro, que entrará en vigor en 2013, con 500.000 millones de euros, una cantidad idéntica a la del fondo actual, pendiente de ser reformado por si necesita asistir a países en la cuerda floja como Portugal.