Publicado: 13.10.2014 12:17 |Actualizado: 13.10.2014 12:17

El Eurogrupo busca vencer la resistencia alemana a gastar más para reactivar la economía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Francia e Italia mantendrán la presión sobre Alemania esta semana para usar dinero público para revivir la estancada economía de la Eurozona pero, en una señal de inactividad, la prometida lista de proyectos para crear crecimiento no estará lista hasta diciembre.

Los ministros de Finanzas de la zona euro abordarán el asunto en Luxemburgo desde el lunes, donde mantendrán dos días de conversaciones tras la reunión del Fondo Monetario Internacional en Washington la semana pasada. Allí, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, descartó "extender cheques" para la zona euro.

Una de las promesas es un fondo de inversión en infraestructuras con dinero público y privado, aunque incluso el primer borrador de una lista potencial de proyectos no estará listo hasta diciembre, según un documento preparado para la reunión en Luxemburgo. La situación de la zona euro está haciendo correr la voz de alarma entre los dirigentes mundiales, que temen que el bloque vuelva a arrastrar a la economía mundial justo dos años después de su última crisis y creen errónea la continuada atención sobre el rigor presupuestario.

No obstante, responsables de la UE están buscando cambios de última hora a los presupuestos de Francia e Italia para 2015 para reducir sus déficits fiscales, según dijeron fuentes a Reuters, en una señal de las dificultades de equilibrar la zona euro. Los ministros también escucharán a los inspectores de la Unión Europea y el FMI sobre los planes de Grecia para salir de su rescate financiero en 2015, un año antes de lo previsto.

Hay señales de que una serie de malos datos alemanes pueden suavizar la postura de la canciller, Angela Merkel, sobre el gasto público. Merkel dice que su Gobierno está explorando modos de alentar más inversión en la economía alemana, que se contrajo un 0,2% en el segundo trimestre y podría debilitarse más camino de 2015. El Gobierno alemán reducirá sus previsiones de crecimiento para 2014 y 2015 la semana que viene, según dijeron fuentes a Reuters, mientras que Reino Unido también está preocupado sobre el impacto que pueda tener el estancamiento de la zona euro en su recuperación.