Público
Público

El Eurogrupo discutirá mañana las condiciones del rescate a España

De solicitarse, el Gobierno asegura que no supondrá requisitos adicionales a los ya exigidos por Bruselas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Economía de la eurozona discutirán mañana en la reunión informal que celebran en Nicosia (Chipre) las condiciones de política económica que se impondrán a España si decide pedir ayuda al fondo de rescate de la UE para que compre deuda, una medida que se da por hecho que ocurrirá.

La solicitud formal del rescate y la imposición de 'estrictas condiciones' son los requisitos exigidos por el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, para intervenir de forma ilimitada en el mercado con el fin de rebajar los costes de financiación de España e Italia.

El penúltimo escollo para activar este programa se salvó ayer con el visto bueno del Tribunal Constitucional alemán al fondo de rescate permanente, aumentando así la presión sobre España para que pida el rescate y desencadene la intervención del BCE.

La discusión sobre las condiciones del rescate será el primer punto en el orden del día del Eurogrupo informal. El presidente del BCE explicará a los ministros las características de su nuevo programa de compra de deuda y a continuación habrá un debate sobre los próximos pasos a seguir.

'No esperamos que haya condiciones adicionales', han asegurado fuentes del ministerio de Economía. 'En el hipotético caso de que se pidiera un programa, las autoridades europeas ya han expresado que no va a haber ninguna condición distinta que no se haya pedido hasta ahora en el proceso de supervisión regular de la economía española', resaltan las fuentes.

Entre las condiciones que la UE aprobó para España este verano se encuentran la obligación de reducir el déficit hasta el 6,3% del PIB este año, el 4,5% en 2013 y el 2,8% en 2014. Además, Bruselas exige a España una serie de reformas estructurales en pensiones, mercado laboral o corregir el déficit de tarifa eléctrica, que todavía no se han puesto en práctica.

Tanto el comisario de Asuntos Económicos, Olli Rehn, como el responsable de Competencia, Joaquín Almunia, han respaldado los últimos días las tesis españolas y han asegurado que no habrá más condiciones. Y la mayoría de países del Eurogrupo coinciden también en allanar el camino del rescate.

El Gobierno asegura que 'no habrá condiciones adicionales'

'Es posible que las condiciones ya existentes se consideren condiciones estrictas', ha señalado un alto funcionario del Eurogrupo. 'Las condiciones para España son incluso más estrictas (que las impuestas a otros Estados miembros) porque los desequilibrios externos e internos de España son más amplios', ha añadido.

Por ello, hay una 'posibilidad clara', según las fuentes consultadas, de que, si España pide ayuda al fondo de rescate de la UE para que compre deuda en el mercado primario, los requisitos 'se basen exclusiva o ampliamente en las condiciones existentes'. De lo que se trataría entonces en el memorándum de entendimiento es de 'fijar un calendario y garantizar su aplicación'.

Los ministros de Economía de la eurozona discutirán también en Chipre la marcha del rescate de hasta 100.000 millones de euros ya concedido a la banca española, que todavía no ha empezado a desembolsarse.

Se hablará también del rescate de 100.000 millones a la banca española

El Eurogrupo espera conocer en octubre los resultados de las auditorías sobre las necesidades de capital banco por banco. 'Las primeras recapitalizaciones se llevarán a cabo a finales de octubre o principios de noviembre', han explicado las fuentes consultadas, y se empezará por las entidades con más problemas como Bankia.

Una vez finalizado el Eurogrupo se sumarán a la reunión informal de Nicosia los ministros de los países que no pertenecen a la eurozona. El principal punto en la agenda del Ecofin será la propuesta de Bruselas de encomendar al BCE la supervisión de la banca de la eurozona, iniciativa de gran interés para España puesto que es el requisito para que el rescate bancario se convierta en recapitalización directa y deje de computar como deuda.

La Comisión quiere empezar el 1 de enero de 2013 con las entidades que han recibido ayudas públicas. Desde el 1 de junio se sumarían los bancos sistémicos y a partir del 1 de enero de 2014 todos los bancos estarían bajo control del BCE.