Público
Público

El Eurogrupo espera dar carpetazo hoy a la crisis griega

Durante el encuentro se discutirá cómo poner en marcha el refuerzo del fondo de rescate

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Economía de la eurozona esperan zanjar esta noche dos viejos e importantes debates. Por una parte, aprobar finalmente el desembolso de 8.000 millones de euros que Grecia necesita con urgencia para seguir financiándose. Los fondos son parte del primer rescate del país y deberían de haber llegado a Atenas a mediados de septiembre. Sin embargo, la constatación de que Grecia no se estaba tomando en serio los recortes y la fragilidad del Gobierno, entonces dirigido por Yorgos Papandreu, retrasaron el desembolso.

A principios de noviembre, el anuncio de un referéndum sobre las medidas impidió de nuevo el envío del sexto tramo de ayudas, algo que llevó a la eurozona a pedir al Gobierno y a la oposición su respaldo por escrito al programa de reformas.

Tanto el nuevo primer ministro, Lukas Papadimos, como el jefe del segundo partido del país, Antonis Samaras, han remitido a sus socios sus compromisos. 'Se analizarán en la reunión del Eurogrupo y sólo después del análisis se tomará una decisión', aseguraron fuentes diplomáticas francesas. Ayer, la Comisión Europea recordó que las instituciones que evalúan el rumbo del trabajo ya habían dado su respaldo, a la espera del beneplácito de los países del euro, que son los que prestan el dinero. Según Joaquín Almunia, vicepresidente de la Comisión y titular de Competencia, a Grecia 'le quedan días' de liquidez. Según él, Francia y Alemania deberían desbloquear ya el envío de fondos para que Grecia pueda hacer frente al pago de deudas y salarios. De lo contrario, Irlanda y Portugal se convertirán en 'víctimas inmediatas' y aumentará la inestabilidad, según declaró el comisario a TVE.

Por otra parte, los socios del euro esperan avanzar en el diseño técnico del fondo de rescate, el arma de acción en los mercados a medio plazo. Del fondo quedan apenas 250.000 millones de euros que la eurozona pretende utilizar para nuevas funciones, si es necesario. A pesar de que a finales de octubre se prometió multiplicar por cuatro su capacidad de acción, el gerente del fondo reconoció ayer que no será posible. El responsable del fondo, Klaus Regling, explicó ayer que la inestabilidad en los mercados ha retraído a muchos de los potenciales inversores, especialmente a los asiáticos, informa EFE.

Las nuevas reglas que debate el Eurogrupo incluyen el aval de entre el 20 y el 30% de las nuevas emisiones de deuda de países del euro con problemas.

Ese aval podrá desvincularse del bono y comercializarse por separado, pero el inversor tendrá que tener los bonos del país en su posesión antes de cobrarlo. El certificado se activará, en efectivo o en bonos del fondo de rescate, si el Estado en cuestión deja de pagar parte de su deuda.