Público
Público

El Eurogrupo pide reforzar el FMI para completar su fondo

La eurozona podrá avalar en diciembre emisiones de Italia o España y en enero comprar deuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los ministros de Finanzas de la zona del euro cerraron ayer a medias el rediseño de su fondo de rescate. El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, anunció que el fondo podrá avalar entre un 20 y un 30% de las pérdidas de emisiones de deuda de países en apuros 'a partir de diciembre' y comprar deuda a los bancos o en subastas 'desde enero'. Sin embargo, el fondo de la eurozona no tiene la capacidad suficiente para llevar a cabo todas estas funciones, destinadas a evitar que la especulación acabe derribando a Italia y España por contagio.

Preguntado al respecto, Juncker insistió sin citar a España en que sólo piensa en Grecia, 'día y noche', y que la posibilidad de articular nuevos rescates, como el de Italia, no le produce 'ninguna preocupación'. Sin embargo, el Eurogrupo 'explorará rápidamente la posibilidad de incrementar los recursos del FMI para completar el apalancamiento del FEEF', en referencia al Fondo Europeo de Estabilidad financiera de la eurozona.

Los socios europeos pretenden acabar con el trabajo iniciado en la cumbre del G-20 en Cannes, a principios de mes, donde las negociaciones para refozar el FMI, que financia un tercio de todos los rescates, fracasaron por la indiferencia de los países emergentes y de EEUU.

Si es urgente es precisamente porque la capacidad de un billón de euros anunciada por el fondo europeo hace un mes se ha esfumado por la ausencia de inversores internacionales. El gerente del fondo, Klaus Regling, ya no dio nuevas cifras a pesar de que según muchos analistas de mercado creen que disuadiría a los especuladores. 'No les puedo dar una cifra, porque es un proceso', reconoció Regling, que no espera 'grandes contribuciones de dinero en los próximos días o semanas' por parte de países emergentes o entidades privadas.

Antes de la reunión, los ministros ya habían avanzado su pesimismo. 'Será muy difícil alcanzar algo alrededor de 1 billón de euros, quizá la mitad', reconoció Jan Kees de Jager, el ministro de Economía holandés. 'Poner límites cuantitativos tan estrictos hace siempre que los mercados apuesten contra esos límites. Yo creo que es mejor no establecer un límite y decir simplemente que debe ser lo mayor posible', argumentó la vicepresidenta económica del Gobierno en funciones, Elena Salgado.

El gerente del fondo sí avanzó que con los recursos del fondo se financiarán los avales parciales de emisiones de deuda, que tendrán como contrapartida un programa de reformas. El resto de posibilidades del mecanismo, como la compra de deuda, los préstamos o la recapitalización bancaria, se respaldarán a partes iguales entre el fondo, los inversores privados y una emisión de deuda propia. Sobre el papel del BCE, el gran ausente en las grandes decisiones contra la crisis de los líderes políticos, Juncker prefirió no pronunciarse argumentando que es independiente.

'El BCE es una institución independiente, así que pondremos sobre la mesa algunas propuestas y después le corresponde al BCE tomar la decisión', sugirió el titular belga, Didier Reynders.

El Eurogrupo también autorizó al fin el envío de 8.000 millones de ayuda urgente a Atenas como parte de su primer rescate. Los fondos estaban bloqueados desde septiembre y las autoridades griegas temían no poder hacer frente a los pagos de deudas y sueldos de funcionarios sin la ayuda europea. Los 17 dieron por buenas las explicaciones del Gobierno y la oposición, a los que la eurozona exigía por escrito un compromiso con los recortes.

La austeridad será la tónica de la estrategia europea en los próximos años y Francia y Alemania negocian ya en paralelo a las discusiones de anoche un gran salto adelante en el endurecimiento de la disciplina presupuestaria. La ministra francesa de Presupuesto, Valérie Pécresse, aseguró ayer que París y Berlín están estudiando exigir a todos los países de la eurozona una 'regla de déficit cero' que debería ser efectiva a partir de 2016, según ella.

En su editorial de este miércoles, el diario The New York Times se ha mostrado muy crítico con la canciller alemana Angela Merkel, a quien acusa de bloquear las medias que Europa necesita. 'Merkel y su equipo han tenido más que avisos del desastre que se avecina, incluída una posible ruptura del euro. Y debería estar meridianamente claro que ningún país, ni siquiera Alemania, es inmune', apunta el texto.

The New York Times considera que la solución no pasa por seguir exigiendo ajustes a las economías en dificultades, idea que el diario atribuye a la canciller germana. 'Tras casi dos años de crisis en Europa, debería ser evidente que forzar a los países débiles a seguir recortando sus presupuestos sólo hará que las cosas vayan a peor'.