Público
Público

El eurogrupo verá el 3 de julio si Grecia cumple las condiciones del desembolso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los ministros de Finanzas de la zona euro celebrarán otra reunión extraordinaria el 3 de julio para analizar si Grecia ha cumplido con las condiciones que se le exigen para desbloquear el quinto tramo del programa de rescate.

Los países del euro esperan que el Parlamento de Grecia apruebe hacia finales de este mes la estrategia fiscal a medio plazo y el programa de privatizaciones propuestos por el Gobierno de Atenas.

Tras esas decisiones, la UE podría aprobar en julio el quinto desembolso del programa de rescate financiero de Grecia (12.000 millones de euros junto con el FMI), dijo el comisario europeo de Economía, Olli Rehn, en una conferencia de prensa al final de una reunión de ministros de Finanzas de países del euro.

"Hay ahora una enorme responsabilidad que está en los hombros del nuevo Gobierno griego, pero también en los líderes y parlamentarios" del país, afirmó el comisario.

Una nueva misión de la llamada "troika" (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) estará en Atenas mañana y el miércoles para analizar cómo el Gobierno griego está cumpliendo el acuerdo alcanzado a comienzos de este mes para poner en marcha nuevas reformas.

El objetivo de esta nueva misión es "verificar que el Gobierno está aplicando" el memorando acordado con la "troika" el pasado día 3 de junio, y conocer el texto que será enviado al Parlamento de Atenas para su votación "antes de finales de junio", explicó Rehn.

Cuando la aprobación en el Parlamento haya tenido lugar, "concluiremos el memorando y el informe de cumplimiento, antes de la reunión del eurogrupo del 3 de julio" añadió.

En esa cita se tratarán también los detalles de otro programa de asistencia financiera a Grecia a más largo plazo y las modalidades de contribución de los acreedores privados al mismo.

Tanto el comisario como el presidente del eurogrupo, Jean-Claude Juncker, recalcaron que los dos días de reuniones de los titulares de Finanzas de los países del euro han mostrado un consenso respecto a que esa participación debe ser "estrictamente voluntaria".

"Voluntario no implica imponer", afirmó Juncker, también primer ministro de Luxemburgo, en un esfuerzo por calmar posibles inquietudes del BCE y la banca privada, que sería la principal contribuyente al capítulo del sector privado en el nuevo programa de asistencia financiera.