Público
Público

Los europeos se gastan miles de millones en medicinas falsas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los habitantes de Europa occidental se gastan unos 10.500 millones de euros (14.300 millones de dólares) al año en medicinas de origen ilícito, muchas de ellas falsificadas, de acuerdo a un sondeo patrocinado por Pfizer y publicado el martes.

Los alemanes y los italianos son los que más compran medicinas que requieren receta sin la orden del médico, ya sea a través de Internet o en tiendas, viajes al extranjero, clubes nocturnos, o por medio de amigos.

Los medicamentos falsificados suelen contener errores en su composición e incluso ingredientes tóxicos y son una creciente amenaza para la salud en todo el mundo, sobre todo en los países pobres, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

También son un serio problema para compañías como Pfizer, el mayor laboratorio del mundo, cuya píldora para la impotencia Viagra y el fármaco para el colesterol Lipitor son dos de los medicamentos más falsificados.

Los críticos creen que la industria está deseando plantear el tema para ganar apoyo en su demanda de aumentar los controles sobre el suministro y el envasado de los medicamentos, que permitiría proteger a sus marcas.

Pero las autoridades europeas se toman muy en serio el problema.

El comisario de Industria saliente de la Unión Europea, Günter Verheugen, dijo estar "extremadamente preocupado" por el caso de los medicamentos falsos, después de que personal aduanero de la UE capturase 34 millones de pastillas adulteradas en apenas dos meses.

Jim Thomson, presidente de la Alianza Europea para el Acceso a Medicamentos Seguros, financiada en parte por la industria farmacéutica, señaló que las pruebas realizadas por su organización indican que el 62 por ciento de los fármacos comprados por Internet son falsos o de menor calidad.

"¿Tiene intereses la industria en esto? Absolutamente. Pero creo que la sociedad debería tener un interés aún mayor en querer que esto se acabe", dijo a Reuters.

"Los medicamentos falsificados están costando a la industria una gran cantidad de dinero, pero mucho más a los servicios de salud", señaló.

En general, el 21 por ciento de las 14.000 personas encuestadas en 14 estados dijeron haber comprado medicinas ilícitas, con la cifra variando entre el 38 y el 37 por ciento en Alemania e Italia, respectivamente, y un 12 y 10 por ciento en Reino Unido y Holanda.

Los fármacos para bajar de peso supusieron casi la mitad de todas las compras por Internet, seguidos por medicamentos de venta bajo receta contra la gripe, como el Tamiflu de Roche, píldoras para la disfunción eréctil, pastillas para dejar de fumar y analgésicos.