Público
Público

La eurozona se dota de un fondo de un billón contra la especulación

Los bancos no cobrarán el 50% de los bonos de deuda que tienen en Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

In extremis y al filo de las 3:30 de la mañana, la eurozona logró el acuerdo que tanto perseguía. Los bancos europeos renunciarán a un 50% de lo invertido en bonos de deuda pública griega a cambio de dar carpetazo a la crisis de deuda y asegurarse el cobro del resto. El resultado, logrado tras varias horas de negociación con los responsables de los grandes bancos europeos, se complementó con un plan de recapitalización y el refuerzo del fondo de rescate, cuya capacidad quedará multiplicada hasta alcanzar el billón de euros.

'Se ha alcanzado un acuerdo global en la cumbre del euro de hoy', dijo Herman Van Rompuy , el presidente del Consejo, tras ocho horas de discusiones. El acuerdo, cuyos detalles deberán ser pactados por los ministros de Economía del euro 'en noviembre', según las conclusiones, permitirá al fondo de rescate garantizar parte de las emisiones de deuda de países en el punto de mira de la especulación, como España e Italia.

Además, la eurozona ampliará las posibilidades del fondo recurriendo a inversores privados y públicos extranjeros, como el FMI y países emergentes. La primera petición formal tendrá lugar mañana, cuando el gerente del fondo de rescate, Klaus Regling, aterrice en Pekín esperando encontrar unas autoridades chinas dispuestas a reforzar la estabilidad del euro como alternativa al dólar. El presidente francés, Nicolas Sarkozy, hablará hoy con el primer ministro chino, Hu Jianto, para ir preparando el terreno.

La eurozona ampliará las posibilidades del fondo recurriendo a inversores privados y públicos extranjeros

Así se logrará que el 'cortafuegos' tenga una capacidad de 'un billón de euros como mínimo', según aseguró el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero. En la actualidad, el fondo dispone de una dotación de 440.000 millones, pero el llamado 'dinero fresco' que aportan los Estados no se ampliará por exigencias de Alemania, sino que se requerirá a la ingeniería contable para apalancar el fondo a través de garantías y avales.

En cuanto a la deuda de Grecia, los líderes del euro arrancaron un compromiso a los grandes bancos europeos (sobre todo franceses y alemanes) para que acepten dejar de recuperar un 50% de lo invertido. El objetivo es lograr el objetivo de reducir la deuda de Grecia al 120% del PIB en 2020 (la española ronda en la actualidad el 60% y la media de la eurozona el 80%). Se acabará así con la peligrosa tendencia de la economía, que según las previsiones que maneja Bruselas podría alcanzar el 183% en 2013. Los fondos públicos compensarán esa participación del sector privado, ya que la zona euro contribuirá con 'una financiación de 100.000 millones de euros hasta 2014' que garantice que Grecia devuelve lo que todavía debe y sus bancos son recapitalizados.

Por su parte, el BCE continuará con sus operaciones extraordinarias de apoyo a la economía europea, con inyecciones de liquidez a la banca y compras de deuda pública. La intención, solemnizada por el próximo presidente de la institución, Mario Draghi, fue muy destacada por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, que defendía la vigencia de un papel activo de la institución.